¿CÓMO NOS AFECTA EL ENTORNO EN NUESTRA SALUD?

«Claude Bernard tenía razón: el agente no es nada. El terreno lo es todo»

Louis Pasteur  (1822-1895). Químico

Este cactus se encuentra justo debajo de una torre eléctrica cerca de la Torre del Baró de Barcelona.

De camino hacia ese lugar, hay más cactus. TODOS ellos están enfermos. Y TODOS ellos están bajo torres eléctricas.

Cuando caminéis por la montaña y veáis cactus, si están sanos, si miras al cielo, verás que no hay torres eléctricas.

TODAS LAS ENFERMEDADES se deben a alteraciones del entorno por tóxicos ambientales en forma de sustancias disueltas en el agua (ES MUY IMPORTANTE LA CALIDAD DE AGUA,TANTO LA QUE BEBEMOS COMO LA QUE SE USA PÀRA EL RIEGO DE AQUELLO QUE CONSUMIMOS) o en el aire que las grandes industrias sueltan al medio ambiente o por ondas eléctricas y electromagnéticas de baja y muy baja frecuencia.

La BUENA NOTÍCIA, es que si tu cuerpo está adecuadamente preparado, será difícil enfermar. Pero si nuestro cuerpo, debido a emociones mantenidas como el MIEDO, la RABIA o la DESCONFIANZA hacen que los sistemas de limpieza fallen (y no olvidemos que las emociones por si mismas también nos pueden hacer enfermar), entonces EL TERRENO se convierte en un CALDO DE CULTIVO PERFECTO para el desarrollo de cualquier enfermedad.

¡NUNCA UNA ENFERMEDAD FUE PROVOCADA POR UN SÓLO AGENTE PATÓGENO!

 

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¿PREOCUPAD@ POR NUEVAS «PANDEMIAS»?

Todas las pandemias que han asolado la humanidad han estado siempre relacionadas con la intoxicación del cuerpo humano y la falta de los recursos de este para deshacerse de esos tóxicos debido a un debilitado sistema inmunitario. Una de las más supuestamente mortíferas fue la de la viruela, y ahora nos amenazan con la «viruela del mono» (sobre la viruela, te recomiendo mi charla, Reflexionando sobre la viruela, con Josep Maria Subirà). 

pandemia

Ante la posibilidad de que vuelvan a intentar una nueva amenaza pandémica, os recomiendo que, para aquell@s que no lo hayan hecho, se lean la reciente versión revisada y actualizada de mi libro ¡NO FUI YO! Descubre por qué la «COVID19» no pudo ser responsable de la «pandemia» (Editado por Bubok Publishing S.L.).

(clica sobre la imagen, y ve a Echa un vistazo para empezar a leer el libro)

En el transcurso del libro, a modo de juicio a un supuesto virus acusado de un crimen que nunca cometió, Covitín, se explica cuál es el origen de los virus  y cuáles son sus auténticas funciones.

Por otro lado, se relatan cuáles fueron los auténticos motivos de su aparición acompañado de abundantes referencias científicas para que el lector pueda hacer su propia investigación.

Finalmente, se explican cuáles son todas aquellas cosas que podemos hacer para eliminar los tóxicos de nuestro cuerpo y cómo reforzar nuestro sistema inmunitario. Unas recomendaciones que valen y valdrán para cualquier otro momento en que se nos pueda amenazar con la aparición de una «nueva ola» de esta «nueva enfermedad» o ante la amenaza de una nueva «pandemia».

¡YA DISPONIBLE EN TODAS LAS LIBRERIAS DE ESPAÑA (a través de la distribuidora azeta), ARGENTINA, MÉXICO Y COLOMBIA (a través de la distribuidora Celesa)!

Disponible también por encargo en cualquiera de las librerías de La Casa del Libro

Si quieres adquirir esta nueva versión del libro por un precio de 2,99€ en su VERSIÓN PDF o VERSIÓN PAPEL por 10€ clica AQUÍ.

Y también AQUÍ.

Disponible también en AMAZÓN AQUÍ.

Comentarios sobre este libro hechos a la editorial


«Libro muy interesante, de fácil lectura y entretenido. Covitin es llevado a los tribunales donde se verán los dos puntos de vista de esta pandemia que estamos viviendo, de una manera muy divertida a la vez que didáctica.
Un buen manual de fisiología y de pensamiento que nos ayuda a entender nuestro cuerpo humano y como le afectan nuestras emociones.
Recomiendo apagar el televisor y adentrarse en el juicio de Covitin para ver otra visión de lo que está sucediendo a través del estudio y del sentido común.»

Nenufae


«Todo perfecto. Gràcies a l’escriptor per escriure amb tanta valentia i a tothom que ha fet possible que el llibre sigui publicat.»

 Anónimo


«Es un libro, que como te descuides te lo lees de una sentada, pero hay que irlo leyendo a poquitos, para darte cuenta de las cosas que estan pasando, te hace cuestionarte la situción. Es para leerlo varias veces.
Me ha encantado, animo a que se leean los dos libros publicados de Josep Maria, no te dejaran indiferentes.
¿Para cuando el próximo?.»

 LauraAlm


«De este pequeño, Gran libro se obtiene: Claridad, Tranquilidad, Esperanza, Información Científica (de la de verdad) Consejos para LA SALUD y Reflexión. Ah, y buen humor, importantísimo. Además, y gracias a su original forma de narrar los hechos, entretiene. Muy recomendable para todos aquellos que, por desgracia continúan aterrorizados bajo su insalubre mascarilla. Sí deciden apagar la T.V, abrir la mente y este libro, creo más que probable que vuelvan a transitar las calles como lo hacían antes; mostrando sin temor alguno, su rostro y su sonrisa al prójimo… ¡Que ya toca!»

 Orlandokenobi


«Me encantan los libros que te atrapan, y este es uno de ellos, no paras hasta llegar a la última página y es que de una forma muy amena el autor con un lenguaje sencillo y con un contenido riguroso a cerca de uno de los temas mas polémicos del momento, plantea interesantes reflexiones al lector, de lo importante de tener otra visión, de cuestionar los acontecimientos acaecidos, de revisar la bibliografía existente que no comparten los medios de comunicación y ante todo de tener sentido común para tomar nuestras propias decisiones con criterio y con conocimiento de causa. ¡Súper recomendado!»

 Maruzita


«Un libro muy fácil de leer, muy ameno, con el cual aprenderás cómo funciona un poco nuestro organismo y como está de contaminado este mundo. Dentro de la seriedad de esta pandemia, sabe poner su toque de humor. Lo recomiendo 100%.»

 Anónimo


«De forma amena y entretenida, el autor pone a disposición de los lectores todo aquello que deberíamos saber, y se está ocultando, sobre uno de los acontecimientos mas relevantes de nuestra historia. Además aporta ideas y consejos para vivir desde la salud y la felicidad, como claves de nuestro bienestar. !No os lo perdáis!»

 joaquinbordas


«Un libro muy ameno de leer. Mezcla el sentido del humor con el análisis riguroso de la «pandemia». Me lo he leído en 2 tardes. Os lo recomiendo. Pasareis un buen rato y tendréis conocimientos que no se cuentan en TV. No apto para mentes cerradas.»

 Marc83


(ver los originales clicando AQUÍ)

Para complementar tu información de como prevenir disfunciones orgánicas, también te recomiendo la lectura, si no lo has leído ya, de mi primer libro ¡HAZ FELICES A TUS BACTERIAS! Un relato para el bienestar y un larga vida, que puedes encontrar a través de las mismas vías que ¡NO FUI YO! (si lo quieres comprar vía AMAZON clica AQUÍ).

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

ENAMORA A TUS BACTERIAS…..Y OLVÍDATE DEL «CONTAGIO»

Por San Valentín, piensa en tus bacterias. A ellas les debes la vida, y con ellas estarás siempre hasta el fin de tus días, y según como las trates, ellas te tratarán a ti.

Del origen de las bacterias y de su importancia para nuestro bienestar lo explico en mi libro, ¡HAZ FELICES A TUS BACTERIAS! Un relato para el bienestar y una larga vida, que si aún no tienes, puedes comprar clicando AQUÍ.

Pero hoy quiero centrarme en la falsa idea de que las bacterias causan «enfermedades». Y es que pensar de esa manera, sería como creer que los bomberos son los responsables del fuego que están intentando sofocar porque los encontramos allí desplazados. Y, es que, como, los bomberos, las bacterias nos ayudan a «apagar fuegos» en esos lugares que están en proceso de degradación, limpiando esa zona.

Pero, ¿de dónde viene esa idea de que las bacterias provocan enfermedades?

Todo se debe a los descubrimientos del médico húngaro Ignaz Semmelweis, quien se dio cuenta que, simplemente con el lavado de manos, se podía reducir la muerte puerperal del 10-35% a un número inferior al 1% cuando trabajaba en el Hospital General de Viena.

A pesar de que entonces al Dr. Semmelweis no se le hizo mucho caso y se le llegó a tildar de «loco» por sus propios compañeros muriendo en un psiquiátrico, años después se aplicó lo que él descubrió mediante la utilización de técnicas de asepsia en todos los entornos sanitarios.

Entonces, si que es cierto que las bacterias son peligrosas

Es una verdad a medias. Lo que ocurre es que ellas, como seres vivos que son, se adaptan a su entorno. Si están en un ambiente adecuado, ellas no necesitan ser agresivas, pero si su entorno cambia, ellas, para adaptarse, pueden volverse más agresivas. Piensa en una buena persona, la mejor persona que conozcas: ¿no crees que si la insultaras y pegaras acabaría intentando defenderse? Pues nuestras amigas las bacterias igual.

Ellas tienen una misión muy clara: HACER PROLIFERAR LA VIDA EN ESTE PLANETA.

Y cuando una persona muere, las bacterias que viven en su interior, se transforman para degradar ese cadáver. Así, unas bacterias que vivían en harmonía en un cuerpo vivo, al morir, ese entorno en el que vivían, cambia, y ellas se adaptan, transformándose en bacterias «comedoras» de carne humana para degradarla y hacer desaparecer de la tierra a ese cadáver ayudando así al ecosistema terrestre. ¡Imagina que podría pasar si las bacterias no hicieran eso!

Sigue imaginando: tienes un médico que está haciendo una disección a un cuerpo muerto, y llena sus manos de bacterias que se han transformado y especializado en comer carne humana. Y ese médico, sin lavarse y quitarse esas bacterias de encima, va a tratar una mujer que acaba de dar a luz, entrando en contacto con partes desgarradas de la mujer parturienta. Entonces, las bacterias, transportadas por las manos del cirujano, llegan a ese cuerpo, y como se especializaron en destruir carne humana, empiezan a secretar sustancias tóxicas con ese fin a la sangre de la pobre mujer recién parida que pondrá en grave riesgo la vida a esa persona provocando la antes mencionada fiebre puerperal.

Y con el resto de «enfermedades infecciosas» ocurre lo mismo. Todas ellas vienen provocadas por cambios en el interior del cuerpo que alteran la normal acción bacteriana.  Estos cambios pueden venir provocados por desnutrición, intoxicación del cuerpo de sustancias como aditivos alimentarios, metales pesados y frecuencias electromagnéticas (tal y como ha ocurrido en la COVID-19 y que puedes consultar en este estudio)  o por estados emocionales intensos mantenidos en el tiempo.

¿Y el contagio entonces? ¿No lo provocan las bacterias (y virus)?

Si entendiste lo que te expliqué en el punto anterior, te darás cuenta que lo que se «contagia» son las condiciones específicas en la que la persona se encuentra: observa como en épocas de hambruna, miedo, cambios sociales, desnutrición y malas condiciones higiénicas es cuando se producen y produjeron las grandes epidemias en el mundo.

Excelente explicación de Ana María Oliva,  doctora en Biomedicina, sobre el auténtico origen del «contagio»

Y si, la higiene es importante, pero NO EN EXCESO. Lo que ocurre con un exceso de suciedad, es que se genera un ambiente de humedad, calor, falta de aire, etcétera que provoca que se desarrollen bacterias que secretan sustancias que pueden ser nocivas para nuestro bienestar, pero si tenemos espacios razonablemente limpios y bien aireados, ¡OLVÍDATE DE PRODUCTOS BACTERICIDAS Y OTRAS SUSTANCIAS EXTREMADAMENTE TÓXICAS PARA NUESTRO ORGANISMO!

Y lo mismo ocurre con una excesiva higiene de manos y del cuerpo: necesitamos bien «despiertas» a nuestras pequeñas amigas, y estar enjabonándonos, o lo que es peor, estar alcoholizando nuestra piel con geles hidroalcohólicos, lo único que hace es poner en serio peligro nuestra salud, ya que eliminamos un importantísimo número de bacterias que hacen que perdamos el equilibrio adecuado entre las diferentes familias de bacterias que viven en esa parte del cuerpo, abriendo la puerta a la aparición de cualquier enfermedad dermatológica.

¡Hagamos el amor a nuestras bacterias pues!

Una de las mejores maneras de hacer felices a nuestras incansables compañeras de viaje, es el contacto físico, los besos, las caricias, y por supuesto, hacer el amor tanto como puedas con tu pareja. y si no la tienes, ¡ÁMATE A TI MISM@! Hoy en día, sabemos de la importancia de amar y ser amados. y es que esa sensación se sabe que es muy buena para nuestras bacterias, ya que secretan unas sustancias denominadas neurotransmisores como la dopamina y la serotonina (ver artículo), imprescindibles para sentirnos tranquilos y felices.

¡GRACIAS BACTERIAS! ¡OS QUIERO!

Si te ha gustado este artículo y no te quieres perder ninguna entrada a este blog, suscríbete haciendo clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

MIEDO A ENFERMAR

Miedo a enfermar

Enfermo es la persona que sufre una «enfermedad». Y un enfermo, de acuerdo a su significado, que proviene de la palabra «infirmus«, significa que es alguien que «pierde la firmeza», que «no está firme».

Por otro lado, hay que entender que una «enfermedad» es un desarreglo biológico en el que el cuerpo busca el equilibrio y nos da señales, que en medicina se denominan signos y síntomas, de que algo no está bien. Si una persona no presenta ningún síntoma (sensación subjetiva que describe el «enfermo» como por ejemplo un dolor en alguna parte del cuerpo o una sensación de mareo) o signo (aquello que si puedo ver y objetivar como puede ser una hinchazón en alguna parte del cuerpo, un cambio de color o incluso fiebre, que puedo medir con un termómetro), no se considera una persona enferma, o que haya perdido su firmeza.

Evidentemente, a nadie le gusta estar «enfermo», ya que esa sintomatología acompañante no es nada agradable. Por eso, habitualmente nos da cierto miedo enfermar, ya que perdemos esa capacidad de autonomía y de relación con los otros, algo de suma importancia como seres vivos sociales que somos.

Pero lo que ocurre a menudo es que, tras el miedo a enfermar, se esconde el miedo a morir. Y más desde el año 2020 en el que se nos ha «inoculado» esa sensación de «peligro de muerte inminente» por una supuesta «pandemia».

Y para hacer las cosas más complicadas aún, ahora se nos hace creer que una prueba de laboratorio, es una prueba que puede decirnos si estamos enfermos o no, aunque no tengamos ningún signo o síntoma: ¡INADUITO! Esa prueba es la famosa PCR o (Polymerase Chain Reaction o Reacción en Cadena de Polimerasa en español), una prueba inventada por el bioquímico y Premio Nobel de Química Kary Mullis.

Vídeo en el que el propio Kary Mullis explica como la PCR no sirve para detectar ninguna enfermedad

Y es que el miedo, a pesar de ser una emoción fundamental para la supervivencia de las especies, porque nos ayuda a alejarnos de los peligros que nos acechan, también puede ser la base de muchos problemas de salud, ya que afectan de manera muy importante a la capacidad de nuestro sistema inmunitario de hacer frente a los cambios en su entorno de una manera efectiva, algo que es conocido desde hace decenas de años por la propia medicina occidental.

Además, y para finalizar, decir que el miedo también puede provocar una alteración en el adecuado equilibrio de nuestras amigas las bacterias generando lo que se denomina disbiosis intestinal, eje fundamental sobre el que pivota nuestro bienestar.

Así que si quieres saber más cosas sobre cómo cuidar de tus amigas las bacterias, entra www.labacteriafeliz.com y suscríbete a este blog haciendo clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

DALE MÁS CAÑA A TU SISTEMA INMUNITARIO

¿Nuestra vida y salud, ha estado en riesgo verdaderamente estos dos últimos años de supuesta pandemia? ¿Fue realmente tan letal como se nos dijo la COVID19? ¿Cuáles fueron los motivos reales del repunte de mortalidad el pasado año 2020? Estas son algunas de las preguntas a las que se dan respuesta en esta entrevista.

El pasado 20 de marzo de 2020, Verónica Fernández de la Caja de Pandora me hizo una entrevista que tituló DALE CAÑA A TU SISTEMA INMUNITARIO PARA QUE PUEDA CON TODO (puedes volver a ver esta entrevista clicando AQUÍ) en la que explicaba qué podía estar ocurriendo con lo que se denominó «pandemia COVID19» y qué podíamos hacer para hacerle frente.

Ahora, casi dos años después, le he pedido a Verónica que volvamos a hablar sobre lo mismo. Pero esta vez,  y tras muchas horas de investigación, comento aquellas cosas que se han mostrado correctas en relación a esa primera entrevista, pero sobre todo, dada la forma que tenía entonces de entender cómo funcionaba nuestro cuerpo, en especial en relación al sistema inmunitario, explico determinados conceptos de una manera bastante diferente a cómo lo hice la primera vez.

¡ESPERO QUE LO DISFRUTES!

Ver las 5 pandemias más importantes que asolaron el planeta clicando AQUÍ.

Ver cómo afectó la Gripe Española al planeta clicando AQUÍ.

Para ir a la web la Johns Hopkins University donde puedes ver en directo los fallecidos por COVID19 clica AQUÍ.

Para ver la cantidad de seres humanos que habitan el planeta Tierra ahora mismo, clica AQUÍ.

Para hacer una calcular el tanto por ciento de muertes por COVID19 en el mundo, clica AQUÍ. Pon los habitantes del planeta en el espacio superior izquierdo, en el derecho pon 100 y en el inferior izquierdo, el número de fallecidos que salen en la web de la Johns Hopkins University  y dale a CALCULAR.

Para ver las entrevistas al Dr. Patrick Quanten clica AQUÍ y AQUÍ. Y para ir a su curso, clica AQUÍ.

Para ver el artículo en el que explica que los riesgos de sufrir un accidente vascular cerebral han aumentado un 68.000% por los efectos de la inoculación, clica AQUÍ.

Vídeo en el que explico los efectos del cadmio sobre el cuerpo humano y sus coincidencias con la sintomatología de los afectos por la supuesta pandemia de marzo de 2020

Para saber más sobre los efectos del cadmio y dónde se encuentra, clica AQUÍ y AQUÍ.

Para descargarte el documento EFECTOS BIOLÓGICOS DE CAMPOS MAGNÉTICOS DE MUY BAJA FRECUENCIA Y RADIOFRECUENCIA EN PRESENCIA DE METALES PESADOS: CADMIO Y MERCURIO, clica AQUÍ.

Vídeos de youtube en el que explican lugares donde se encuentra el cadmio: VÍDEO 1, VÍDEO 2, VÍDEO 3, VÍDEO 4.

Para comprar mi libro ¡NO FUI YO! POR QUÉ LA «COVID19» NO PUDO SER RESPONSABLE DE LA «PANDEMIA», clica AQUÍ.

Si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículos, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.