Sandía y sexo

SOPA FRÍA DE SANDIA FERMENTADA

Vamos a aprovechar bien la sandia a partir de ahora. Y eso lo vamos a hacer fermentando las cáscaras que es dónde más vitaminas y minerales concentra la fruta y que, por desgracia, siempre acaban en el cubo de la basura . Además, vamos a ver sus numerosos beneficios sobre nuestra salud.

SOPA FRÍA DE SANDIA FERMENTADA

sandía

¿Por qué es saludable?

Entre sus múltiples beneficios podemos destacar:
  • Estimulante sexual: se considera la cáscara de la sandía como "el viagra natural" porque tiene citrulina, un aminoácido precursor de la arginina. Ver estudio
  • Salud cardiovascular: también, gracias a la citrulina, ha demostrado ser un gran agente antihipertensivo, previniendo enfermedades cardíacas y vasculares. Ver estudio
  • Estimula el sistema inmunitario: especialmente de las células NK (natural killers), encargadas de eliminar las células cancerígenas. Ver estudio
  • Alto valor nutricional: por su alto contenido en vitamina A y minerales como el calcio, el potasio y el magnesio, así como licopeno.
  • Analgésico muscular: Reduce el dolor muscular después de una actividad intensa de ejercicio físico (las famosas agujetas). Ver estudio
  • Ver otros beneficios: Ver este enlace

Preparación previa

  1. Conforme vamos comiento la sandía, le quitamos la parte externa más dura que deshechamos y los trozos limpios los colocamos dentro de un bote de cristal en la nevera., hasta que lo tengamos lleno.
  2. Cuando hemos llenado el bote de cristal, lo colmamos de agua en la siguiente proporción: 50% agua mineral y 50% agua de mar.
  3. Cerramos el bote y tapamos con un trapo o lo dejamos dentro de un armario de cocina para evitar contacto directo con la luz.
  4. Dejamos que fermente durante 72 horas.
  5. Una vez pasado este tiempo guardamos nuevamente en la nevera hasta el momento de preparación del plato.
piel de sandía
cubrimos de agua
dejamos en la oscuridad

Ingredientes para 4 raciones

  1. 500 gr. de piel de sandia fermentada, peso escurrido
  2. 500 gr. ded kéfir de leche
  3. 1 tomate maduro pelado
  4. 1 rodaja de jengibre
  5. 2 ramitas de menta o hierbabuena
ingredientes

Preparación

  1. Trituramos las cáscaras de sandía, el tomate, la rodaja de jengibre y una ramita de hierbabuena con la batidora añadiendo un poco de agua del fermentado si es necesario.
  2. Mezclamos con una cuchara este puré con el kéfir de leche y más agua del fermentado hasta obtener la textura que nos agrade.
  3. Servimos en los platos con unas hojas de hierbabuena para adornarlo.
trituramos
removemos
servimos
hongo de kombucha

KOMBUCHA

Imagen cedida por Mar Benet de la empresa Vitae kombucha.

Cultivo bacteriano o comunidad simbiótica de bacterias y levaduras, también llamado SCOBY (del inglés: Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast).

KOMBUCHA

Descripción

Su aspecto es de un disco gelatinoso, también llamado "madre", que flota en la superficie del té mientras éste fermenta.

Materiales

En primer lugar hemos de tener en cuenta que estamos trabajando con un medio ácido y trabajar con utensilios metálicos podríamos perjudicar el propio fermentado, o incluso, desprender pequeñas partículas perjudiciales para nuestra salud, por tanto lo mejor es trabajar preferentemente con los siguientes materiales:

  • cristal
  • tela
  • plástico
  • madera

Utensilios

Teniendo en cuenta los consejos de apartado anterior, necesitaremos:

  • Un cazo para hervir agua
  • Un recipiente de vidrio o porcelana de 2 a 4 litros
  • Una goma elástica
  • Un paño de lino o algodón
  • Botellas de cristal
(1) Es importantísimo que las botellas sean redondas, como en la fotografía, y con tapón que permita salir el gas que se va acumulando; pues en caso contrario podría ocasionar un accidente por la explosión del envase, causado por el CO2 liberado y acumulado durante el proceso de fermentación, que en el mejor de los casos nos conduciría a tener que limpiar todo el espacio circundante.
Ingredientes té de kombucha

Ingredientes

Para conseguir dos litro de este líquido fermentado necesitaremos:
  • 4 saquitos de cualquier tipo de té
  • 200 gr. de azúcar blanco (entre 8 y 10 cucharadas)

Preparación

Procedimientos para dos litros de té:
  • Cuando rompa a hervir el agua del cazo, echamos los saquitos de té y apagamos el fuego, como habitualmente lo hacemos, dejándolos reposar unos 15 minutos
  • Retiramos los saquitos o colamos las hojas de té con un colador de tela
  • Agregamos el azúcar y revolvemos para que se disuelva bien
  • Dejamos enfriar la mezcla por debajo de los 20º. A temperaturas altas podríamos matar el cultivo
  • Cuando el té haya alcanzado la temperatura ambiente ponemos la solución en un contenedor de vidrio
  • Agregamos unos 200cc. de liquido de un cultivo anterior
  • Introducimos el disco de kombucha
  • Cubrimos el recipiente con una tela de tejido tupida para evitar calquier tipo de contaminación (el trapo debe ser suficientemente poroso para que circule el aire pero que evite cualquier tipo de filtración
  • Ajustamos la tela con una banda elástica para evitar que el tejido se mueva
  • Dejamos fermentar durante 8 días en verano y unos 12 en invierno, evitando la luz directa del sol
  • Retiramos el "hongo", lo lavamos en agua fría y lo guardamos en un bote con parte de té recién preparado, en caso de no hacer una nueva fermentación
  • Colocamos la bebida preparada en botellas (no llenarlas del todo) y cerramos herméticamente
  • Dejamos madurar la bebida durante, al menos, 5 días más

Precaución

Con este preparado debemos tener mucha prudencia porque podría desarrollarse en nuestro fermentado el hongo Aspergillus, que puede llegar a ser muy tóxico e incluso mortal. No sería suficiente con retirar las colonias de Aspergillus para descontaminarlo, pues sus toxinas hidrosolubles quedarían en el té con un gran potencial carcinógeno. Ver artículo "los peligros de tomar kombucha casera".

Nuestra recomendación es comprar este probiótico a través de un proveedor de confianza, o bien, sustituirlo por el kéfir de agua.
Kéfir de agua

KÉFIR DE AGUA

Cultivo bacteriano o comunidad simbiótica de bacterias y levaduras, también llamado SCOBY (del inglés: Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast).

KÉFIR DE AGUA, TIBICOS U HONGOS DEL TIBET

Descripción

Su aspecto es de pequeños granos blanquecinos y translúcidos, que se desarrollan rápidamente cuando se les alimenta con regularidad.

Materiales

En primer lugar hemos de tener en cuenta que estamos trabajando con un medio ácido y al obrar con utensilios metálicos podríamos perjudicar el propio fermentado, o incluso, desprender pequeñas partículas perjudiciales para nuestra salud, por tanto lo mejor es trabajar preferentemente con los siguientes materiales:

  • cristal
  • tela
  • plástico
  • madera

Utensilios

Teniendo en cuenta los consejos de apartado anterior, necesitaremos:

  • Un tarro de cristal de boca ancha
  • Un colador de tela
  • Un embudo de plástico
  • Una cuchara de plástico
  • Una espátula de madera
  • Botellas de cristal con tapón basculante de cerámica (1)
(1) Es importantísimo que las botellas sean redondas y con tapón que permita salir el gas que se va acumulando; pues en caso contrario podría ocasionar un accidente por la explosión del envase, causado por el CO2 liberado y acumulado durante el proceso de fermentación, que en el mejor de los casos nos conduciría a tener que limpiar todo el espacio circundante.
Utensilios para el kéfir de agua

Ingredientes

Para conseguir un litro de este líquido fermentado necesitaremos:
  • 3 cucharadas de nódulos de kéfir de agua
  • Cualquier tipo de endulzante que contenga hidratos de carbono, recordar que la stevia no los tiene. Cuánto mejor sea el producto utilizado más vitaminas y minerales obtendremos en nuestro fermentado final.
    Posibles opciones:
    • azúcar o panela
    • miel
    • jarabes de arce, agave o arroz
    • concentrados de pera o manzana
  • Un trozo o pieza de fruta dulce.
    Posibles opciones:
    • 1/8 de manzana o pera
    • 1 dátil
    • 1 higo seco
  • Un trozo de jengibre pelado de 1 dedo aproximadamente
  • Una rodaa gruesa de limón con su cáscara
Ingredientes kéfir de agua

Preparación

Procedimientos para un litro de kéfir de agua:
  • Ponemos las 3 cucharadas de kéfir de agua en un tarro de cristal con una cuchcara de plástico
  • Añadimos las 3 cucharadas de endulzante con una cuchara, ésta puede ser metálica pues no está en contacto con el fermentado
  • Incorporamos la fruta dulce, el jengibre y el limón
  • Acabamos de rellenar el tarro con agua mineral
  • Removemos la mezcla con una cuchara de madera
  • Tapamos el bote para evitar la entrada de polvo o insectos, con su propia tapa o un trapo sujetado con una goma elástica. No es conveniente cerrar herméticamente, pues la carbonatación generada podría hacer estallar el recipiente
kéfir de agua

Fermentación

Dejamos reposar la mezcla dentro de un armario de cocina a temperatura ambiente durante 48 horas en verano y entre 72 y 96 horas en invierno, dependiendo del frío y la experiencia.

Una vez transcurrido el plazo, vertemos el líquido en una botella con cierre hermético (con ayuda de un colador de trapo y un embudo) y lo dejamos reposar uno o dos días más para que se carbonate, vigilando la presión.

Pasamos a la nevera las botellas que tienen presión para evitar que siga el proceso de carbonatación.
fermentando kéfir de agua

Fermentar con zumos

En caso de querer obtener un liquido con un sabor mucho más agradable, en este último proceso de carbonatación podemos añadir zumos de frutas en una proporción de 50% de kéfir y 50% de zumo, siguiedo los consejos siguientes:

  • Usar preferentemente zumos naturales hechos en casa
  • Zumos ecológicos o, en caso contrario, vigilar la etiqueta que no tenga conservantes, pues éstos pueden detener el proceso de fermentación
  • Usar zumos que no sean ácidos
  • En caso de querer usar zumo de piña o cítrico, hacer el siguiente preparado: 25% de zumo y 75% de agua azucarada
Una vez embotellado con cierre hermético, como si se tratara de kéfir sólo, lo dejamos reposar uno o dos días para que se carbonate, vigilando la presión y pasamos a la nevera las botellas que han adquirido presión para evitar que siga el proceso de carbonatación.

Otras opciones de fermentación

En lugar de zumos de frutas, podemos practicar y fermentar muchos tipos de líquidos siempre que éstos sean dulces. Así, podemos probar con agua de coco, bebidas de semillas, cereales y frutos secos (Ej: arroz, avena, almendras) e incluso con infusiones de plantas debidamente edulcoradas.

¿Te animas a probarlo?

Si lo deseas, te podemos proporcionar totalmente gratis los granos de kéfir, siempre y cuando pases a recogerlo personalmente en Barcelona.

Sólo tienes que escribirnos un correo electrónico a bacteriafeliz@gmail.com y acordaremos un lugar de entrega.