cuida tus nervios

¡CUIDA DE TUS NERVIOS!


Hoy en día, ya es una evidencia, que la alteración de nuestro sistema nervioso es causante de todo tipo de enfermedades. Por eso la importancia de su regulación, restablecimiento y cuidado.

CUIDADOS PARA NUESTRO SISTEMA NERVIOSO

El funcionamiento correcto del sistema nervioso depende de la acción de las células que conforman este sistema: las neuronas y la glía o neuroglia. Y éstas, para funcionar de manera eficiente, como cualquier otra célula, deben vivir en un entorno homeostáticamente estable. Esta homeostasis depende de:

  1. Regulación de la temperatura: evidente y fundamental. Cualquier cambio brusco de temperatura en nuestro cuerpo genera cambios en nuestro organismo generando una mayor susceptibilidad en nuestro cuerpo que lo predispone a que los microorganismos puedan manifestar su aspecto patógeno. Pero si la fiebre apareciera, no debemos nunca intentar bajarla de forma brusca ya que es el mejor método par que los microorganismos pierdan su capacidad patogénica, tal y como quedó demostrado en 1928 y 1944 gracias a los trabajos de Frederick Griffith y James Avery respectivamente (ver experimento Griffith). Sólo es recomendable bajar la temperatura cuando esta supera los 40-41ºC.
  2. Concentración de oxígeno: el oxígeno es un gas fundamental para la vida de muchos seres en la tierra, entre ellos los seres humanos. Por ello, es muy importante que nuestra capacidad respiratoria no se vea disminuida tal y como sucede cuando nuestra nariz o nuestros pulmones se encuentran repletos de mucosidades debidos sobre todo a una mala alimentación.
  3. Concentración de sales minerales: nuestro organismo está compuesto en un 96% fundamentalmente de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, pero además tenemos otros más de 20 minerales considerados traza que, aún en muy pequeña cantidad son imprescindibles para la vida y la falta deficiencia de cualquiera de ello puede ser catastrófico para nuestra salud.
  4. pH: el pH es una escala que utilizamos para medir el grado de acidez de nuestro organismo y que es muy variable en función del lugar del cuerpo donde la midamos.
  5. Presión de los fluidos: todas las células de nuestro organismo necesitan ser alimentadas con oxígeno y nutrientes que lleva la sangre. Pero para que puedan penetrar en las células, primero han de ser enviadas al espacio líquido que queda entre las células para después pasar dentro de las mismas. Y para ello, dicha sangre y los fluidos de ese espacio deben estar a una presión constante.

Así, ¿cómo cuidamos de nuestra homeostasis?

Primero


Para mantener una temperatura constante, además de abrigarse siempre de manera adecuada en consonancia con la temperatura exterior, debemos comer los alimentos y tomar las plantas medicinales adecuadas según el tiempo y nuestras características personales escogiendo alimentos o plantas de naturaleza más caliente, tibia, fresca o fría según convenga. Algunos ejemplos pueden ser:
  • Alimentos y plantas de naturaleza caliente: ajo, canela (corteza), jengibre (seco), clavo, chili, pimienta.
  • Alimentos y plantas de naturaleza tibia: cebolla, hinojo, puerro, comino, canela, jengibre (fresco), salvia, orégano, tomillo, romero.
  • Alimentos y plantas de naturaleza neutra: en general todos los cereales y las zanahorias, las remolachas y los boniatos.
  • Alimentos y plantas de naturaleza fresca: maíz, apio, espárragos, berenjenas, berros, te verde, menta, manzanilla.
  • Alimentos y plantas de naturaleza fría: trigo, alga nori, plátano.

Segundo


Para una correcta respiración y eliminar mucosidades, son tres la cosas básicas a realizar:
  • Limpiar las fosas nasales cada mañana con agua de mar.
  • Si creo que puedo sufrir síndrome de permeabilidad intestinal (comprueba el estado de tus intestinos realizando este test), restringir al máximo la ingesta de todo tipo de lácteos sin fermentar. .
  • Comer para desayunar y cenar cremas de avena. Por la mañana estilo porridge (sin leche) y por la noche en forma de crema con un tipo de verdura.

Tercero


Para el correcto equilibrio de sales minerales, es muy importante evitar perderlos, lo que ocurre cuando ingerimos abundantes azúcares simples como los del azúcar blanco, la bollería o los alimentos procesados. Y por otro lado, debemos aumentar nuestra carga mineral mediante la inclusión en nuestra dieta de abundantes verduras y hortalizas así como muy recomendable es también la ingesta a diario de un "chupito" de agua de mar para la reposición de la gama completa de todos y cada uno de los minerales que podamos perder.

Cuarto


Tal y como indican la nutricionista Lucía Redondo, la dietista y farmacéutica Nuria Guiu, la dietista y bióloga Gloria Vilatersana y la dietista en técnica en industrias agroalimentarias Àngels Florensa en un interesante artículo, lo mejor que podemos hacer para equilibrar nuestro pH es:
  • Cuidar los pulmones y respirar aire puro que nos ayudarán a eliminar ácidos a través del CO2 espirado.
  • Cuidar los riñones encargados de eliminar algunos ácidos como el úrico, el fosfórico y el sulfúrico.
  • Hacer ejercicio moderado para evitar las agujetas que forman ácido láctico.
  • Seguir una alimentación variada y equilibrada y lo menos manipulada y procesada posible.

Quinto


Para que los fluidos corran con la presión adecuada debemos evitar la hipertensión o tensión arterial alta (conocida como la "asesina silenciosa"), pero también la hipotensión o tensión arterial baja mediante el ejercicio físico moderado a diario (en especial recomiendo ejercicios de bajo impacto como caminar, Tai Chi o marcha nórdica) para mantener un correcto tono muscular y una actividad cardiovascular . Además, desde un punto de vista dietético, es especialmente importante:
  • Reducir alimentos procesados por la alta cantidad de cloruro sódico que contienen.
  • Sustituir la sal de mesa procesada por sal marina integral o agua de mar.

¿Y cuidar nuestra microbiota? ¿Nos puede ayudar?

Por supuesto, los últimos estudios están demostrando una íntima relación entre microbiota y el riesgo de sufrir demencia (ver artículo).

Recientes estudios los relacionan con el Parkinson (ver artículo). Y en otros estudios se les relaciona además con el autismo , demencia, epilepsia, Alzheimer... (ver artículo).

Por ello es tan importante consumir tanto productos probióticos como prebióticos.

Otras recomendaciones

Finalmente, es muy recomendable aprender a regular nuestra emociones, ya que estas alteran el buen funcionamiento celular tal y como explica el biólogo Bruce Lipton en este video:
Asimismo, algunos fisiólogos afirman que el estado alterado de conciencia conocido como meditación disminuye la actividad simpática activando los estados de relajación y reparación además de generar cambios estructurales a nivel cerebral reduciendo procesos inflamatorios (1) (todas las enfermedades crónicas están relacionadas con procesos inflamatorios) previniendo enfermedades neurodegenerativas (2).

Bibliografía

Patton, Kevin T., Thibodeau, Gary A, PhD; Estructura y función del cuerpo humano. 14ª edición. Editorial Elsevier. 2012.

Subirà Vallès. Josep Maria; 5 estrategias para "vacunarte" ante gripes y resfriados (y cualquier enfermedad aguda o crónica). Noviembre 2017. blogemonutricion.

Guyton AC, Hall JE; Manual del tratado de fisiología médica. Mc Graw Hill Interamericana. 2000.

Ilari Valenti MT, Rodriguez MA y Arnal M. El Agua de mar. Fundación aquamaris 2018.

Notas

(1) Kaliman P, Álvarez-López MJ, Cosín-Tomás M, Rosenkranz MA, Lutz A, Davidson RJ. Rapid changes in histone deacetylases and inflammatory gene expression in expert meditators. Psychoneuroendocrinology. 2014;40:96-107. doi:10.1016/j.psyneuen.2013.11.004.

(2) Chaix R et al; Epigenetic clock analysis in long-term meditators. Psychoneuroendocrinology. 2017 Nov;85:210-214. doi

Medidor glucosa

DIABETES


Recientemente, la televisión pública autonómica catalana (TV3) se hacía eco a través de uno de sus noticiarios de las personas que se prevé que sufrirán esta enfermedad de cara al año 2030, cifra que parece que si no se pone remedio a tiempo, superaría los 500 millones (ver noticia en catalán), con las consecuencias económicas y de salud que ello podría conllevar. Pero con medidas muy sencillas y baratas, podría ser muy fácil revertir este proceso.

DIABETES

¿Qué es la diabetes?

Para poder vivir, necesitamos que todas y cada una de nuestras células reciban dos formas de energía fundamentales: el oxígeno, que conseguimos del aire que respiramos y la glucosa, que obtenemos de los alimentos que ingerimos.

Para que la glucosa pueda penetrar dentro de la célula, necesitamos una sustancia denominada insulina. Dicha sustancia es secretada por el páncreas, el que además de secretar la insulina tiene otras importantes funciones para nuestro sistema digestivo.

Y cuando las células del páncreas encargadas de secretar insulina (células beta de los islotes de Langerhans) dejan de funcionar correctamente, la glucosa que no puede penetrar en las células se acumula en la sangre, originando la enfermedad que denominamos diabetes. Si el páncreas no genera nada o prácticamente nada de insulina, estamos hablando de diabetes tipo 1. Y si se genera poca cantidad de insulina, estamos hablando de diabetes tipo 2.

La diabetes tipo 1 debe ser tratada con la inyección de insulina y la diabetes tipo 2 se regula con dieta y a menudo con medicación oral.

¿Qué consecuencias tiene un exceso de azúcar en la sangre?

Cuando en la sangre hay una elevada cantidad de glucosa, las consecuencias pueden ser:

  • Pérdida de peso y musculatura debido a que las células no poseen su alimento básico.
  • Rápida fatiga, por el mismo motivo que el anterior.
  • Neuropatía diabética o disminución de la sensibilidad al dolor: el azúcar en exceso en la sangre afecta a los receptores del dolor provocando esa disminución de sensibilidad.
  • Disminución del riego sanguíneo por estrechamiento del sistema vascular, lo que, entre otras muchas cosas, provocará dificultades en la cicatrización.
  • Pérdida de visión por afectación del nervio ocular.
  • Afectación del sistema renal: las moléculas de glucosa se recuperan en los riñones para devolverlas a la sangre, pero cuando está en exceso, estas moléculas destruyen el tejido renal y pasan a la orina.
Además, debido a lo aquí descrito, los pacientes diabéticos, debido al inadecuado riego sanguíneo de sus miembros y a la falta de sensibilidad al dolor, corren el riesgo de desarrollar úlceras por presión y vasculares que a corto o medio plazo, pueden terminar en amputaciones de los miembros inferiores.

Asimismo, también hay el riesgo de sufrir una insuficiencia renal, que podría terminar en diálisis.

Todas estas consecuencias, como se puede suponer, generan un elevado coste a los servicios sanitarios de salud por no hablar ya del coste a nivel humano desde un punto de vista del sufrimiento que genera al paciente que lo sufre y a su entorno.

¿Qué provoca el fallo en las células productoras de insulina?

Las células beta de los islotes de Langerhans empiezan a fallar tras una mutación genética de dichas células.

Las mutaciones genéticas se producen siempre por cambios en el entorno celular (ver vídeo), y hoy en día ya se conocen diversos factores que provocan la alteración de las células pancreáticas.

En relación a la diabetes tipo 1, parece ser que hay una relación entre un gen relacionado con la longevidad y la secreción de insulina. El mismo gen que está involucrado también en las mal llamadas “enfermedades autoinmunes”(1), entre las que se incluye a la diabetes (ver artículo).

Y tanto para la diabetes tipo 1 como tipo 2, el factor que contribuye en mayor medida a un fallo en el entorno celular de las células del páncreas es el desarrollo de procesos inflamatorios, especialmente la inflamación que viene dada por el sobrepeso y el estrés.

¿Influyen las emociones de alguna manera en el desarrollo de esta enfermedad?

Según parece, efectivamente, la vivencia de determinadas emociones en algunos momentos de nuestra vida podría conllevar el desarrollo de esta enfermedad (ver artículo).

¿Hay alguna relación entre páncreas, diabetes y la microbiota intestinal?

Efectivamente, el páncreas, desde su origen, tiene una íntima relación con la microbiota intestinal. Por un lado, es un órgano que se forma a raíz de una transformación de las células en el intestino (ver vídeo).

Y por otro lado, hay cada vez mayor evidencia científica de la relación entre nuestra microbiota intestinal y el desarrollo de esta enfermedad, en especial de la diabetes tipo 1 (ver artículo).

Especialmente peligroso y dañino son los endulzantes artificiales que a menudo son utilizados por los pacientes diabéticos como sustitutos del azúcar. Dichos endulzantes suponen un auténtico peligro para nuestra microbiota intestinal (ver artículo).

¿Se puede curar la diabetes?

Sí, parece ser que sí, que hay indicios que la diabetes podría encontrar solución.

Si tenemos en cuenta las causas que comentábamos anteriormente como origen de esta enfermedad, si sabemos cambiar el ambiente en el que viven nuestras células, se podría prevenir y curar.
Setas
Evidentemente, la dieta es una herramienta fundamental para mejorar los niveles de azúcar en sangre. Y unos humildes alimentos pueden ser unos poderosos aliados: las setas. Según parece, estas alteran la composición de la microbiota intestinal de tal manera que mejoran la regulación de la glucosa en sangre (ver artículo).
Además, tal y como decíamos, teniendo en cuenta que los procesos de envejecimiento están involucrados también en el desarrollo de la diabetes, se ha descubierto también que las setas poseen dos sustancias, el glutatión (ver vídeo) y la ergotioneína, dos antioxidantes muy potentes que actuarían como elementos que ayudarían a enlentecer este proceso (ver artículo).
Y en relación también a la detención del proceso de envejecimiento, sabemos que la disminución de la ingesta de alimentos, enlentece el acortamiento de los telómeros, la parte de los extremos de los cromosomas, lo cuales se ha visto que cuanto más se acortan, más envejecemos. Por eso, son muy interesantes hacer cada semana al menos un ayuno de unas horas saltándose una comida. Lo ideal sería saltarse una cena, con lo que desde la comida hasta el desayuno, pueden pasar unas 12 o 16 horas sin comer ningún alimento (ver artículo). Además, es importante también comer con hambre, y no por obligación.
Finalmente, hace algunos años, de manera casual, se descubrió que la capsaicina, la sustancia picante presente en algunas especies y alimentos como el pimiento picante, estimulaba a las células beta del páncreas a producir insulina de nuevo (ver artículo).
Pimientos picantes
Y por supuesto, huelga decir que actividades que nos ayuden a regular nuestros niveles de estrés y ansiedad y que nos ayuden a reequilibrar nuestras emociones serán de gran ayuda también.
(1) Se suele entender como “enfermedad autoinmune” a aquella enfermedad en que se supone que el cuerpo se ataca a sí mismo. En la naturaleza, ningún ser vivo se ataca a sí mismo sin motivo. La destrucción de células del cuerpo por nuestro sistema inmunitario es porque entiende que dichas células podrían ser dañinas y por eso las destruye. Y si estas células envían este mensaje a nuestro sistema inmune es por qué han mutado por el entorno hostil en el que se encuentran.
Células intestinales

SÍNDROME DE PERMEABILIDAD INTESTINAL


Cuál es el origen de la permeabilidad intestinal y qué consecuencias tiene y cómo podemos mejorarlo.

SÍNDROME DE PERMEABILIDAD INTESTINAL

El intestino: parte fundamental de nuestro sistema digestivo

Cada vez que comemos un alimento, el sistema digestivo se encarga de transformar este en energía que utilizamos para nuestras actividades de la vida diaria así como de desmenuzarlo para utilizar los principios inmediatos de que se compone para multitud de funciones (lee el apartado sobre MACRONUTRIENTES clicando aquí).

Para que ello se realice de manera adecuada, los principios inmediatos deben ser absorbidos por las microvellosidades de las células intestinales o enterocitos del intestino delgado.

Entonces, ¿qué es el Síndrome de Permeabilidad Intestinal (SPI)?

Es la situación que se produce cuando entre los enterocitos se abre un espacio entre célula y célula. Al ocurrir eso, muchas moléculas que no podrían atravesar las microvellosidades intestinales, pasan a través de las células intestinales por los espacios generados yendo a pasar al torrente sanguíneo, dónde nuestro sistema inmunitario los detectará como elementos que no deben estar en nuestra sangre generando una reacción inflamatoria.

¿Qué enfermedades están relacionadas con un SPI?

Hoy en día se sabe que las siguientes enfermedades están directamente relacionadas con el SPI:

  1. Enfermedades autoinmunes (especialmente diabetes tipo 1 y enfermedad celíaca).
  2. Síndrome de mala absorción: ello generará signos y síntomas por una mala absorción de nutrientes.
  3. Intolerancias alimentarias: a menudo, cuando se sufre de alguna intolerancia alimentaria se debe a un SPI.
  4. Enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple): los SPI provocan un bloqueo de la irrigación de sangre al cerebro, lo que provoca una mala nutrición de nuestras neuronas (ver sistema nervioso). Además, los procesos que cursan con inflamación intestinal se ha demostrado que tienen una relación directa con este tipo de enfermedades.
  5. Inflamación sistémica: el SPI genera procesos inflamatorios generalizados. Y todas las enfermedades se relacionan siempre con este tipo de procesos.

¿Cómo sé si sufro de SPI?

Los criterios Roma IV indican los siguientes síntomas y signos como predictores de SPI:

  1. Dolor crónico (más de 4 días al mes) y gases.
  2. Alteración del tránsito intestinal: estreñimiento, diarrea o alternancia de ambos.
  3. Vientre plano por la mañana o muy hinchado por la noche.
  4. Padecer una enfermedad digestiva: enfermedad de Crohn, síndrome del intestino irritable.
  5. Intolerancia a ciertos alimentos (productos lácteos de vaca, trigo, etc).
Si sufre alguna de las situaciones anteriores, es muy posible que tenga un SPI.

¿Es posible sanar un SPI?

Sí, es posible. Es necesario aumentar una sustancia denominada butirato, un tipo de ácido graso de cadena corta metabolizado por la microbiota intestinal tras la ingesta de hidratos de carbono procedentes de los vegetales ricos en fibra no absorbible (ver estudio).

¿Qué alimentos son más recomendables?

El Dr. Alessio Fasano recomienda aumentar la ingesta de alimentos con prebióticos. El producto más importante que queda después de la descomposición de estos alimentos por la microbiota son los AGCC. Éstos ayudan a que el intestino acumule linfoticos T reguladores con probadas propiedades antiinflamatorias. Entre los alimentos se recomienda:

  • Tomates
  • Frutas
  • Frutos secos
  • Aceite de oliva virgen de primera prensada en frío
  • Verduras de hoja verde
  • Pescados ricos en ácidos grasos omega 3:
    1. Sardinas : la mejor opción, al ser peces de pequeño calibre que no acumulan metales pesados en sus células grasas así como por su precio (es importante que no las hagamos a la plancha ya que perderemos sus grasas)
    2. Salmón.
Y especialmente por ser ricos en pectinas:
  • Manzana
  • Zanahoria

¿Qué puede provocar un SPI?

El SPI vendrá provocado por aquellas situaciones que generan inflamación y pérdida de la mucosa intestinal. Estas situaciones son fundamentalmente dos:

  1. Exceso de ingesta de comida rica en grasa y proteína animales: una ingesta rica en este tipo de nutrientes generará cambios en nuestra microbiota intestinal.
  2. Estados de estrés mantenido: estos estados provocan la misma situación que el caso anterior.

¿Por qué se producen los espacios entre las células intestinales?

El Dr. Alessio Fasano describió en el año 2000 una sustancia proteica denominada Zonulina que cuando se genera en exceso, provoca que el complejo proteico que mantiene bien unidas las células intestinales pierdan esta capacidad.

Parece que el aumento de la zonulina se relaciona con un aumento de presencia de citocinas, moléculas que se generan en procesos inflamatorios producidas por linfocitos, células de la serie blanca pertenecientes al sistema inmunitario (ver estudio).

¿Cuáles son las moléculas que pueden atravesar la membrana intestinal en un SPI?

Fundamentalmente son:

  1. Aquellas moléculas que provienen de los alimentos que no han sido desmenuzados en sus principios inmediatos, en especial:
    • Lactosa (el azúcar que se encuentra en la leche): los adultos no poseemos una enzima denominada lactasa, que rompe la lactosa en dos tipos de azúcares simples (glucosa y galactosa).
    • Gluten (proteína presente en diversos tipos de cereales): generalmente, las personas que tiene problemas con el gluten, es debido a que sufren SPI, ya que este tipo de proteína sin desmenuzar en sus aminoácidos esenciales, al pasar al torrente sanguíneo generará los habituales problemas asociados con la ingesta de esta.

  2. Toxinas : los alimentos y bebidas que ingerimos pueden venir acompañados de diferentes tipos de tóxicos que si se sufre de SPI pasarán a la sangre generando una reacción exagerada de nuestro sistema inmune.

  3. Microorganismos: al igual que las toxinas, los alimentos y bebidas que ingerimos pueden venir acompañados de diferentes tipos de microorganismos potencialmente patógenos. Si estos no atravesaran nuestros intestinos, nuestra microbiota intestinal, si es lo suficientemente diversa, se encargará de evitar que generen problemas. Pero al pasar al torrente sanguíneo, debe ser nuestro sistema inmune el que se encargue de ellos.

¿Debo evitar algunos alimentos?

Efectivamente, el Dr. Alessio Fasano recomienda evitar alimentos pro-inflamatorios como:

  • Fritos
  • Bebidas gaseosas
  • Azúcares refinados
  • Grasas saturadas
  • Alimentos procesados

¿Puedo hacer algo más?

Dado que el estrés es también uno de los factores desencadenantes, es muy recomendable la práctica del ejercicio físico, la meditación o la coherencia cardíaca.
Funcionamiento del cuerpo

CUIDA TU CUERPO

Más vale prevenir que curar.

COMO FUNCIONA TU CUERPO

Tipos de prevención y sus objetivos según la OMS

  1. PREVENCIÓN PRIMARIA: Evitar la enfermedad
  2. PREVENCIÓN SECUNDARIA: Intervenir en la evolución natural de la enfermedad
  3. PREVENCIÓN TERCIARIA: Mejorar la calidad y esperanza de vida

Para empezar, no hay nada mejor que conocer nuestra fisiología para ponernos manos a la obra en la prevención de enfermedades, es decir, conocer las propiedades y funciones de los órganos y tejidos de nuestro cuerpo.

Aprende a cuidar de tu cuerpo. Para ello, te enseñamos cómo funciona. Creemos que la mejor manera de aprenderlo es mediante el concepto de sistemas y aparatos, pues los órganos están estructurados y se disponen para realizar una función común que se denomina sistema orgánico. Aunque todos los autores no están de acuerdo en la cantidad de sistemas establecidos ni en los órganos que lo componen, vamos a explicar los más consensuados, tras lo que contaremos cómo debemos cuidarlos para que nos duren el máximo de tiempo posible en las condiciones más favorables:
Tiene funciones metabólicas, sensoriales, excretoras, regula la temperatura corporal y es la primera barrera protectora contra agentes externos.

Para saber más clica aquí.
El sistema nervioso está formado por la unión de células especializadas en la transmisión de impulsos nerviosos denominadas neuronas.

Para saber más clica aquí.
El sistema neuroendocrino actúa a través de la liberación de unas sustancias denominadas hormonas. Dichas hormonas son reguladas por la acción del sistema nervioso.

Para saber más clica aquí.
El sistema cardiovascular es el sistema formado por el corazón y los vasos sanguíneos (las arterias y las venas).

Para saber más clica aquí.
El sistema linfático es una red de conductos que transportan un líquido que se denomina linfa.

La linfa es un líquido viscoso de gran importancia para el correcto funcionamiento del sistema inmune.

Para saber más clica aquí.
Conjunto de órganos que nos permite intercambiar gases con el medio ambiente, cumpliendo funciones esenciales como filtrar, humidificar y calentar el aire que respiramos.

Para saber más clica aquí.
Aporta al organismo los elementos que este necesita para su correcto funcionamiento: los principios inmediatos (glucosa, aminoácidos y ácidos grasos), las vitaminas y minerales, el agua y el oxígeno.

Para saber más clica aquí.
El aparato urinario excretor se encarga de limpiar la sangre de desechos y devolverla al torrente circulatorio.

Para saber más clica aquí.
Órganos sexuales responsables de la reproducción humana.
Nuestro papel es darle las herramientas necesarias para que funcione correctamente.

Para saber más clica aquí.
Es el conjunto de huesos que proporciona al cuerpo humano su estructura.

Y tiene múltiples funciones como el movimiento, la protección, la hematopoyesis y la homeostasis.

Para saber más clica aquí.
Conjunto de músculos formando una estructura. Actúan a modo de muelle en las que sus células se contraen y relajan dependiendo de las acciones que deban realizar.

Para saber más clica aquí.
Acné

ACNÉ


Enfermedad de la piel que provoca granos o espinillas cuando los folículos pilosos se obstruyen con grasa o células cutáneas muertas.

ACNÉ

Descripción

Lesión cutánea pápulo-postulosa (con contenido purulento); aparece en las proximidades de las glándulas sebáceas como cara, cuello, hombros, y parte superior de la espalda.

Hay diversas teorías como causa de esta afección, pero se sabe que interviene la descomposición del sebo por acción de las bacterias propionibacterium acnes y da lugar a la aparición de ácidos grasos que irritan el tejido subcutáneo. En los adolescentes, el acné está relacionado con la carga hormonal androgénica y niveles altos de testosterona.

Asimismo, sabemos también que las personas que no cuidan lo que ingieren y sobrecargan su piel de toxinas que no puede ser eliminadas a través del sistema tegumentario son un desencadenante de acné.

Según la teoría de la Medicina Tradicional China, 3 son los síndromes causantes de esta afección:

  • Humedad-calor en el Pulmón y Estómago.
  • Acumulación de Tan-Calor.
  • Acumulación de Calor Tóxico.

Prevención

Debido a las causas anteriormente mencionadas, para la prevención del acné hay una serie de consejos que pueden ser de utilidad.

Según un estudio del 2015 (1), los 3 factores fundamentalmente relacionados con la dieta son:

  1. Dieta rica en azúcares (especialmente refinados).
  2. Leche y lácteos.
  3. Grasas saturadas incluidas grasas trans y deficiencia de ácidos grasos poliinsaturados omega 3.
Estos tres factores se caracterizan por producir humedad y calor en el interior del cuerpo como carnes, especialmente los embutidos, y la leche. En especial los adolescentes que ingieren leche, tienen más posibilidades de tener su cara y su cuerpo lleno de granos. En especial si la leche es desnatada ya que los responsable parecen ser la proteína animal y las hormonas.

Determinados medicamentos que alteran el sistema hormonal como el danazol y gestrinona pueden producir como efectos secundarios esta alteración dermatológica.

Otro factor desencadenante parece ser que es el tabaco (2).

PROPUESTAS TERAPÉUTICAS

Alimentación

Para minimizar los efectos de esta alteración dermatológica debemos pensar en eliminar el exceso de calor mediante alimentos fríos y refrescantes, sobretodo los del movimiento METAL, ya que este es el relacionado con el PULMÓN y toda afección dermatológica se asocia al pulmón.

También podemos utilizar los alimentos fríos y frescos del movimiento TIERRA, madre del METAL y que nutre al resto de movimientos.

Alimentos fríos y frescos del movimento metal:

  • Germen de trigo
  • Menta
  • Rábano
  • Apio
  • Pepino
  • Berro
  • Nabo
  • Mejorana
  • Tofu
Otras recomendaciones nutricionales son tomar alimentos ricos en fibra, fermentados, levadura de cerveza y lecitina de soja.

Plantas medicinales

Son plantas muy útiles para el tratamiento del acné:

  • Abedul
  • Aloe vera
  • Anís estrellado
  • Árnica
  • Brezo
  • Caléndula
  • Cola de cabalo
  • Diente de león
  • Llantén
  • Manzanilla
  • Margarita
  • Milenrama
  • Nogal
  • Ortiga
  • Pie de león
  • Salvia
  • Saúco
  • Tomillo
  • Verbena

Aplicaciones

Saúco

En vahos, con el cocimiento de las flores, limpia el cutis y lo desinfecta.

Salvia

Excelente cicatrizante externo y desinfectante como loción.

Cola de caballo

Uso interno como depurativo, y uso externo como cicatrizante. La cola de caballo, tanto en infusiones como en lociones o baños de ayuda a cualquier afección de la piel (acné. Eccemas,..). para preparar la infusión, cocer de 30 a 40 gr de cola de caballo con un litro de agua durante 5 minutos, dejándola reposar 10 minutos. Tomar 2 tazas diarias.

Ortiga, diente de león, abedul (mezcla a partes iguales)

Esta infusión ayuda al hígado a mejorar su función depurativa mejorando la absorción de las grasas mejorando cualquier problema dermatológico. Cocer bien durante 2 minutos (30 gr por litro) y dejar reposar cinco minutos tomando 2-3 tazas al día durante 3 semanas. Descansar la siguiente semana. Se puede repetir el tratamiento durante tres meses.

Milenrama

Hervir las flores de milenrama en agua. Cuando esté fría, lavarse la cara con ella. Es excelente para los granos.

Tomillo, consuelda, lavanda, hamammelis, nogal, árnica……

En uso externo solas o mezcladas entre ellas dan buen resultado en las afecciones dermatológicas, para lo que deberemos lavarnos con el cocimiento de ellas o hacer lociones.

Recetas terapéuticas

Loción de Hamamelis

Agua de hamamelis: 1 cucharada; agua de Rosas: 1 cucharada; vinagre: 1 cucharada. Mezclar todo en frío y envasar. Aplicar en las zonas afectadas con gasa o algodón.

Vinagre de lavanda:

Flores de Lavanda: 80 gramos; vinagre: 1/2 litro; mezclar durante 9 días la planta con el vinagre. Filtrarlo y diluir con agua destilada antes de usar (agua de rosas, hamamelis,..). aplicar sobre la zona del acné.

Pasta de aloe vera y arcilla

Arcilla verde: 1 cucharada
aloe (pulpa o zumo): 1 cucharada
aceite de germen de trigo: 1 cucharadita
whisky (o tintura de árnica): 10 gotas
miel: 1 cucharada
Mezclar todo con la batidora y guardar en el frigorífico.
Aplicar como una mascarilla o directamente en los granos o en las zonas afectadas por el acné.

Loción de tomillo y limón

Brotes de tomillo, un puñado
agua: 1/2 litro
limón: 1 zumo de limón
Hervir los brotes de tomillo con el agua; dejar reposar 10 minutos y colar. Añadir el zumo de limón y mezclar. Guardar la mezcla en sitio fresco. Lavarse la cara con esta loción. Es antiséptica y desecante de granos.

Loción de germen de trigo y caléndula

Pétalos de caléndula: 1 puñado
aceite de germen de trigo: 250 c.c.: mezclar los pétalos con el aceite
Poner todo al baño maría y remover durante media hora, evitando que los pétalos se quemen. Dejar reposar 12 horas y filtrar. Guardar en una botella de cristal. Aplicar sobre la zona del acné. Esta loción también sirve para heridas, quemaduras, etc.

Pasta de yogur y avena

Yogur: uno
harina de avena: 3 cucharadas
aceite esencial de espliego: 7 gotas
Mezclar el yogur con la harina hasta formar una pasta. Añadir el aceite esencial y guardar en sitio fresco. Aplicar en las zonas a tratar y dejar que se seque la pasta. Limpiar con gasa y agua de rosas.

Vino de romero

Vino blanco de jerez: 1 litro
romero: un puñado
Cocer el vino con el romero durante varios minutos, reposar 5 horas y filtrar. En uso externo como loción para lavar y tratar los granos.

Otros tratamientos

Hidroterapia

El tratamiento mediante el uso de agua es una de las opciones terapéuticas. En especial con un tratamiento denominado ducha filiforme, que consiste en proyectar durante 5-10 minutos agua estéril a temperatura indiferente, a través de un pomo con orificios de 6-10 mm de diámetro y a una presión de 10-15 atmósferas.

Agua de mar

Para toda afección dermatológica, siempre es muy recomendable limpiarse la piel con un algodón empapado en agua de mar.

Zumo de limón

Aplicar sobre los granos como desinfectante.

Jabón Chimbo

Lavarse diariamente o bien aplicarse un trocito blando como desinfectante. Dejar secar y después hidratar con aceite de caléndula.

Vinagre

Aplicado externamente, seca y desinfecta el grano.

Yogur

Sólo o mezclado con avena. Hacer una pasta y aplicar en la zona a tratar (añadir unas gotas de aceite de lavanda) y dejar secar por varios minutos.

Col

Aplicarse el jugo fresco.

Ajo

Aplicarlo como desinfectante en la zona procurando no dejarlo mucho tiempo por peligro a sufrir irritación de la piel.

Investigación científica

(1) Melnik, BC; Linking diet to acne metabolomics, inflammation, and comedogenesis: an update. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2015 Jul
(2) Melnik, BC, Smicht G; Role of insulin, insulin-like growth factor-1, hyperglycaemic food and milk consumption in the pathogenesis of acne vulgaris. Exp Dermatol. 2009 Oct
Gripes y resfriados

GRIPES Y RESFRIADOS


Afecciones que comparten muchos síntomas y que en épocas de frío incrementan su incidencia. Cómo sanarnos más rápido y prevenir su aparición.

GRIPES Y RESFRIADOS

Descripción

Se considera de manera generalizada que la gripe y los resfriados son enfermedades infecciosas respiratorias causadas por un virus que se encuentra localizado en las fosas nasales, garganta y tráquea, ambos manifestándose clínicamente con fiebre, aversión al frío, dolor de cabeza, dolor generalizado, estornudos, secreción nasal y tos.

Causas

Cuando la resistencia del cuerpo o la estructura de la piel está debilitada y la energía superficial pierde su capacidad de proteger el cuerpo en contra de enfermedades debido a una vida diaria irregular, exposición a frío o calor, sobre esfuerzos, factores patógenos naturales como el viento, el frío, calor de verano, humedad, sequedad y fuego invaden el cuerpo y causan la enfermedad.

Prevención

Debido a las causas anteriormente mencionadas, para la prevención de las gripes y resfriados, la primera acción debería ir encaminada a aumentar la resistencia del cuerpo humano ante las diferentes agresiones que este puede sufrir, por lo que primero será seguir los principios del decálogo de la salud.

Por otro lado, promover un buen descanso y evitar en lo posible cambios bruscos de tempertura. Asimismo, deberíamos tener una adecuado cuidado de nuestra piel.

Otro aspecto importante en la prevención de gripes y resfriados debería ser la de reducir el consumo de azúcar (1) ya que parece que la glucosa y la vitamina C presentes en la sangre compiten por el lugar de transporte de los leucocitos.

Finalmente, si sabemos que tenemos tendencia a enfriarnos cada año, también puede ayudar tomar suplementos de Echinacea purpurea como método para aumentar el sistema inmunitario cuando llega el tiempo de frío. Idealmente, si se toma un compuesto de esta planta con otras como propóleo y tomillo, la acción ejercida es mayor.

PROPUESTAS TERAPÉUTICAS

Alimentación

Desde una visión de la Medicina Tradicional China, las gripes y los resfriados se relacionan con el movimiento METAL (relacionado con el Pulmón y el Intestino Grueso). Este movimiento se relaciona con el color BLANCO y el sabor PICANTE, con lo que son estas las características de los alimentos que debemos tener mayoritariamente en nuestra dieta para tanto la prevención como el tratamiento de esta disfunción orgánica.

Destacan como alimentos característicos de este movimiento:

  • Ajo
  • Cebollas
  • Jengibre
  • Puerros
  • Nabos
  • Rábanos
  • Col (chucrut)

Plantas medicinales

Son plantas muy útiles para el tratamiento sintomático de gripes y resfriados:

  • Tomillo
  • Echinacea purpurea
  • Malva (cuando hay mucosidades es especialmente interesante)
  • Saúco
  • Eucalipto
  • Romero
  • Laurel
  • Verbena
  • Tusilago
  • Llantén
  • Angélica
  • Violeta
  • Orégano
  • Salvia
  • Sauce

Tisanas e infusiones

Para el resfriado

Laurel, salvia, orégano, canela (rama); cocer las tres a partes iguales, en un puchero con agua. Reposar y tomar 2 veces al día.

Para la tos

Tomillo, orégano, malva, llantén. Mezclar estas plantas y hacer un cocimiento de 3 minutos a una medida de 30 gr/l. dejar reposar 10 minutos y tomar con miel 2-3 tazas al día en procesos gripales y catarros.

Recetas terapéuticas

Jarabe de higos y miel

Cocer un puñado de higos, el zumo de 10 limones y 3 cucharadas de miel en un recipiente, hasta consistencia de jarabe. Tomar por cucharadas en catarros y gripes.

Jarabe de saúco

500 cc de zumo o jugo de saúco (bayas); 400 gr de panela o miel; clavo de especias (10 clavos). Cocer a fuego lento hasta conseguir el jarabe. Filtrar y guardar.

Decocción de jengibre, clavo y caneala

Añadir a ½ litro de agua 3 rodajas de jengibre fresco, 4 clavos y una ramita de canela. Llevar a ebullición, esperar 5 minutos y dejar reposar otros 5. Añadir una gotas de tamari o una pizca de sal.

Otros tratamientos

Vitamina C

Tomada a dosis de 1-6 gr al día puede reducir la duración del resfriado hasta 24 horas. Así, se administrarán 500 a 1000 mg cada dos horas disminuyendo dicha dosis si aparecen gases excesivos o diarrea.

Pastillas de zinc

Pueden reducir hasta 3 días la sintomatología de gripes y resfriados, amén de reducir las molestias de garganta. Para que estas pastillas de zinc sean eficaces, no han de contener ni sorbitol, manitol ni ácido cítrico y que el mejor edulcorante es la glicina. Hay que hacer servir pastillas con un contenido de 15 a 25 mg de zinc. Se recomienda que, cuando empiece el resfriado, se deje disolver dos pastillas en la boca y después una pastilla cada dos horas durante el día, lo que lo haremos durante siete días.

Echinacea purpurea

Como tratamiento terapéutico, la cantidad efectiva es la de 900 mg/día para la reducción de los síntomas del resfriado. Para ello, se administrará tres veces al día de la siguiente forma:
  • Raíz seca (o en tisana): 0,5-1 gr
  • Planta liofilizada: 325-650 mg
  • Zumo de la parte aérea estabilizada con etanol al 22% 2-3 ml
  • Tintura (1:5): 2-4 ml
  • Extracto fluido (1:1): 2-4 ml.
  • Extracto sólido (polvo seco) (6,5:1 o 3,5% de equinacósidos): 150-300 mg

Baño caliente

Ante los primeros síntomas, entrar en la bañera con el agua a una temperatura agradable y después añadir progresivamente agua caliente, hasta tener sensación de calor. Permanecer en el agua 10-15 min. Salir lentamente y con cuidado para prevenir un posible mareo. Secarse y abrigarse. Lo ideal es hacerlo antes de irse a la cama. Se pueden añadir 3 puñados de sal gorda al agua del baño. En caso de varices, levantar las piernas apoyándolas sobre los bordes de la bañera.

Otros remedios caseros

  • Tomar zumo de limón caliente con miel y canela.
  • Clavo de olor (receta anglosajona): hervir agua y añadir un trozo de canela en rama y 2-3 clavos de olor. Dejar reposar 5 minutos y añadir miel y limón (en zumo). Tomar caliente.
  • Hervir leche con orégano, y al final añadir miel. Tomar antes de ir a dormir. Algunos añaden un chorrito de coñac o ron a la mezcla (adultos).
  • Un baño caliente de pies nos aliviará los escalofríos, la tos y la congestión de la cabeza.
  • Un vaso de agua y añadir 2 cucharadas de vinagre de manzana (o de hierbas) y 2 cucharadas de miel, tomar caliente varias veces al día.
  • Tomar vahos de vapor de eucalipto, menta y tomillo (juntos) también se le puede añadir saúco.
  • Tomar una infusión de tomillo caliente, a la que habremos añadido un chorrito de limón (zumo) y una cucharada de miel.
  • Tomar sopa de cebolla y añadir pimienta.
  • Tomar sopa de ajo (sin hervir mucho el ajo).

Investigación científica

(1) Eftekharian MM et al; Investigation of the correlation between some immune system and biochemical indicators in patients with type 2 diabetes. Hum Antibodies. 2016 Jun 8;24(1-2):25-31

Bibliografía

Olga Cuevas Fernandez y Lucía Redondo Cuevas: tratamientos naturales al alcance de todos. Sentido común, ciencia y filosofía oriental. Editorial Cenadiher, S.L. 2011
Gabriel Vázquez Molina: Recetario de medicina natural y remedios caseros. 2º edición. Editorial Txertoa. 2007.
Xu et al Xiangcai: The english-chinese enciclopedia of practical traditional chinese medicine. Higher Education Press. Beijing, China. 1990
Enciclopèdia de Medicina Natural. Enciclopèdia catalana. Barcelona. 2001.
Microbiota

MICROBIOMA


Microbioma humano o microbiota es el conjunto de microorganismos que habitan en los distintos sitios, tanto sobre como dentro, de nuestro cuerpo.

Pero para adentrarnos en este apasionante tema es conveniente tener claros una serie de términos, por lo que comenzaremos con esta pequeña relación que es conveniente recordar:

MICROBIOMA

  • La colonización es el proceso por el cual los microorganismos se instalan en nuestro cuerpo y que se inicia justo en el momento del nacimiento. Debemos pensar que estos microorganismos son anteriores a la aparición del ser humano en la Tierra con los que hemos coexistido y cooperado estableciendo una relación simbiótica que ha beneficiado nuestra propia evolución.

  • Microbiota intestinal es el mundo microscópico que habita en nuestro intestino, nutrida adecuadamente de alimentos prebiótico. Ésta es una comunidad viva, que los científicos comienzan a consideran como un nuevo órgano, dado que cada vez descubren más y diversas e importantes funciones para el mantenimiento de nuestra salud, de tal modo que si éstos microorganismos enferman, nosotros también lo hacemos.

  • Disbiosis intestinal será, por tanto, el desequilibrio de la microbiota intestinal, de su función metabólica y de su reparto a lo largo del intestino. Este incorrecto funcionamiento puede dar lugar a que sustancias nocivas del intestino traspasen a la sangre y se acumulen en el cuerpo, llegando a producir ciertas patologías de diversa gravedad.

  • Alimento probiótico sería aquel que contiene microorganismos vivos que pueden permanecer activos en el intestino, modificando, diversificando y reponiendo nuestra microbiota intestinal. Como por ejemplo los fermentados.

  • Alimento prebiótico son los alimentos que contienen ingredientes no digeribles que benefician el crecimiento de los microorganismos del colon (microbiota intestinal), mejorando por ende la salud.

La importancia de la microbiota



Estos microorganismos son esenciales para nuestra salud en general y no sólo se las relaciona con la digestión, deborando alimentos que nuestro organismo no podría asimilar, mantenido fuerte nuestro sistema inmunológico, protegiendo nuestro epitelio intestinal, sino también con múltiples funciones como el desarrollo de nuestro cerebro influyendo en nuestro estado de ánimo y por tanto en nuestro comportamiento al gestionar de forma diferente nuestras emociones y estrés, incluso nuestra forma corporal.

Recomendamos la visión de este breve (poco más de 5 min) pero muy interesante video del Dr. Francisco Guarner donde nos recuerda la importante función que tiene la microbiota en nuestro organismo.

Función metabólica, fermentando los residuos no digeribles para así obtener la energía de los vegetales, grasas, etc...
  • Absorber nutrientes esenciales para mantener la salud (buenas funciones corporales).
  • Formación de nutrientes esenciales como la biotina que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas, aminoácidos y purinas.
  • Producción de AGCC (ácidos grasos de cadena corta) resultantes de la fermentación de los hidratos de carbono, entre los que destaca el butirato.
Función trófica, estimulando el sistema inmune y las células neuroendocrinas que tenemos en nuestro aparato digestivo y que controlan nuestro desarrollo corporal e incluso funciones del cerebro.

Y la simbiosis mutualista que establecemos con las bacterias, donde nos beneficiamos por las innumerables funciones que ejercen en nuestro organismo mientras que las bacterias se aprovechan de nuestra temperatura corporal estable.

¿Cuándo y cómo se adquiere la microbiota?

Entonces podemos hablar ya de microbiota o microflora que es el conjunto de microorganismos que se localizan en nuestro intestino y mucosas, ejerciendo tareas muy importantes para nuestra salud.

La hipótesis más plausible actualmente es que los bebés nacen estériles y que la microbiota vaginal de la madre, que pasan al hijo en el momento del parto, será la que desarrollará su sistema inmune (quedando demostrado que los nacidos por cesárea tienen más propensión a enfermedades autoinmunes), comenzando en ese instante la colonización del intestino y desarrollándose con la lactancia materna.

¿Qué utilidad tiene el apéndice?

Durante mucho tiempo se ha catalogado de inútil este órgano. Como si se tratara de un error de nuestra evolución, creando una prolongación ciega inservible.

Recientemente, investigadores de la Universidad Duke de Carolina del Norte EEUU, creen que se trata del refugio que tienen las bacterias intestinales cuando el sistema digestivo padece una grave enfermedad quedándose sin su flora intestinal. Es decir, una reserva para que las bacterias puedan emerger nuevamente y colonizar de nuevo el intestino, protegiendo así nuestro sistema inmunológico.

¿Influye también en nuestro cerebro la microbiota?

Por otro lado, y no menos importante, cada vez existen más estudios donde se asocia la microbiota como la responsable de la comunicación entre intestino y cerebro, a través del nervio vago, reconociendo una íntima conexión entre la composición de la microbiota intestinal y nuestra respuesta emocional y de conducta.

El problema planteado actualmente a los científicos es investigar si las bacterias del intestino son las responsables de influir en el desarrollo del cerebro y su actividad o, por el contrario, son las diferencias preexistentes en el cerebro las que influyen en el tipo de bacteria que se acomoda en nuestro intestino; o bien, el intercambio es mutuo o existe un tercer factor o factores que influyen a ambos.

Hábitos alimentarios

Cuando comemos no sólo nos alimentamos a nosotros mismos sino también a nuestra bacterias. Actualmente comemos muy mal alimentando a los microorganismos nocivos que nos hacen enfermar; éstos liberan toxinas que provocan una respuesta violenta por parte de nuestro sistema inmunológico (disbiosis intestinal) y eso nos causa inflamación.

La inflamación se extiende por nuestro cuerpo rápidamente. Cuánto más alto es el nivel de inflamación, más propensos somos a padecer todo tipo de transtornos: síndrome de intestino irritable, obesidad, alergias, etc.

Tenemos microorganismos que adelgazan como la Akkermansia Muciniphila y otros que engordan como el Firmicutes Sp. Depende de nuestros hábitos escoger cuales nos interesan.
Invierte un poco de tiempo con este reportaje (50 min.) porque te dará una visión completa de la importancia de nuestro microbioma.

Puede contener alguna imagen o comentario que podría herir la sensibilidad de personas especialmente escrupulosas o que tengan miedo a los gusanos, insectos, microbios, etc.
Marcha nórdica

EJERCICIO FÍSICO Y MICROBIOTA

“Orandum est ut sit mens sana in corpore sano”.
(Uno sólo debe rezar por una mente sana en un cuerpo sano. - Décimo Junio Juvenal)

EJERCICIO FÍSICO Y MICROBIOTA



Juvenal viene a decirnos que por lo que se debe rezar de verdad (o dar gracias al destino) es por tener tanto mente como cuerpo sanos. Así, debemos intentar mantener tanto nuestro cuerpo como nuestra mente en forma. Curiosamente nuestra microbiota intestinal juega un papel clave en ello.

¿Por qué es tan necesario el ejercicio físico?

Para comenzar, recordar que el ejercicio físico ayuda a deshacernos de los desechos acumulados en nuestro cuerpo, ejerciendo una limpieza interna de nuestros órganos, músculos y sistema linfático; el esfuerzo nos hace respirar más profundamente llenando de oxigeno nuestro cuerpo, favoreciendo el correcto funcionamiento de las células y eliminando toxinas a través del sudor.

Relación cuerpo/mente

Cuerpo y mente son inseparables, el primero físico y el segundo etéreo o inmaterial. Se mantienen unidos como el papel untado de aceite que si intentamos separarlos se deterioran ambos.

Se ha demostrado que el ejercicio influye en el cerebro y sobre todo en el hipocampo (incrementando la memoria: la principal función del hipocampo es la de mediar en la generación y la recuperación de recuerdos); de la misma manera que crecen nuestros músculos también lo hacen partes de nuestro cerebro al practicar ejercicio.

Desde otro punto de vista, también evidenciado por numerosos estudios, se relaciona el sedentarismo en los países desarrollados como la causa de entre el 9 al 16% de muertes. Por tanto un ejercicio físico regular y moderado acabará por fraguar los cimientos que hablábamos cuando cuidamos nuestra mente a través de la meditación.

¿Qué beneficios nos aporta el ejercicio físico?

Es más que sabido que el ejercicio físico mejora la función mental, la autonomía, la memoria, la rapidez, la “imagen corporal” y la sensación de bienestar, se produce una estabilidad en la personalidad caracterizada por el optimismo, la euforia y la flexibilidad mental. Además, el deporte tiene una gran influencia en la prevención de muchas enfermedades como la obesidad, la hipertensión y la diabetes.

Concluyendo, algunos de los cambios que nos proporciona el ejercicio físico son reconocibles cuando los practicamos porque los sentimos e incluso, algunos son tan evidentes que son perceptibles visualmente. La relación de los beneficios es muy extensa y vamos a intentar relacionarlos a continuación pero, sin duda, nos dejaremos alguno en el tintero:
Beneficios biológicos:
  • Mejora de nuestro estado de forma y resistencia física.
  • Regula la presión arterial.
  • Mantiene y puede incrementar la densidad ósea.
  • Podemos regular el peso corporal.
  • Aumenta el tono y la fuerza muscular.
  • Mejora de la flexibilidad y movilidad de las articulaciones.
  • Reduce la sensación de fatiga.
Beneficios psicológicos:
  • Aumento de la autoestima.
  • Mejora el concepto de nuestra imagen.
  • Reduce el aislamiento social.
  • Rebaja la tensión emocional y el estrés.
  • Ayuda a recuperarnos de la depresión.
  • Nos relaja.
  • Aumenta el estado de alerta.
  • Disminuye el número de accidentes laborales.
  • Reduce la agresividad, ira, angustia...
  • Incrementa el bienestar general.

¿Cómo influye el ejercicio en la microbiota?

Está demostrado que el ejercicio físico realizado en las dosis recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) mejora nuestra condición física y calidad de vida.

Hasta hace poco se creia que estos beneficios estaban limitados, en primer lugar, a que mejora la circulación sanguinea (también de los intestinos) originando un mayor suministro de nutrientes e incrementando la función intestinal y, por otro lado, ayudando a favorecer la motilidad intestinal fomentando así la evacuación de excrementos o residuos.

Estudios recientes en ratones dan como resultado que los que practicaron ejercicio físico muestran una mayor abundancia y variedad de bacterias intestinales que los ratones sedentarios (Ver estudio) y otro más(Ver estudio).

Los estudios en humanos no son tan evidentes y no se ha podido demostrar esta íntima relación ejercicio-microbiota, posiblemente porque las personas que hacen ejercicio también tienen una alimentación más saludable. Aunque hay investigaciones en marcha que parecen sugerir que es un precursor de una mayor biodiversidad microbiana intestinal (Ver artículo).

En cambio, los atletas sometidos a estrés físico, por el duro ejercicio al que se someten, y psiquico, por obtener determinadas marcas, pueden incidir negativamente en su microbiota (Ver estudio).
Consejos de alimentación

CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN

Unos consejos para adquirir unos hábitos que nos ayudarán a estar más saludables.

CONSEJOS DE ALIMENTACIÓN

¿Qué y cómo debemos comer para evitar enfermedades?



Estudios empíricos realizados sobre la población más longeva ha demostrado que para poder cumplir muchos años con una buena salud se ha de:

  • Comer poco prolonga la vida y la hace más saludable pero, como siempre, no hay que caer en los extremos de llegar a la desnutrición.
  • Comer natural porque contiene más nutrientes. Consumir alimentos procesados nos puede llevar a ser más propensos a sufrir alergias y empeorar nuestro sistema inmune.
  • Comer variado dentro de cada grupo o categoría de alimentos y especialmente carbohidratos complejos y fibra.
Para redondear esta triada habría que añadir unos fuertes lazos familiares y de amistad.

¿Hay algún alimento que debamos evitar?

Tendríamos que tener cuidado para evitar o consumir el mínimo posible de estos tres grupos de alimentos y sus derivados:

  • Los lácteos en general porque genera mucosidad, dificulta la absorción de nutrientes, puede generar entornos ácidos en el espacio extracelular y estados pro-inflamatorios productores de todo tipo de enfermedades y produce alergias y sensibilidad especialmente la intolerancia a la lactosa.
  • Las harinas refinadas porque son una fuente rápida de azúcar en sangre, que al hacerse en exceso y de forma tan rápida que el cuerpo no consigue quemarlo y lo acumula en forma de grasa.
  • El azúcarrefinado que se produce de forma artificial sin ningún aporte de vitaminas y minerales, siendo el responsable de la mayor parte de enfermedades que se desarrollan en nuestro cuerpo.

¿Qué comer en caso de enfermedad?

El método de prevenir y controlar la enfermedad es cambiar nuestra alimentación, pues ésta es muy importante para el microbioma. Los cambios dietéticos pueden tener un gan impacto en la transformación de nuestra microbiota intestinal para convertirla en un ecosistema saludable. Seguramente cada caso es distinto y dependiendo el tipo de dolencia tendríamos que investigar para:

  • Ingerir alimentos que nos favorecen en el proceso de curación.
  • Evitar alimentos que nos puedan perjudicar.
  • El ayuno terapéutico guiado por profesionales de la salud puede ayudar también en muchas transtornos.

¿Es sana la proteína animal?

La proteína de origen animal es más nutritiva y completa que la vegetal, pero deberíamos tener mucho cuidado de no abusar de ella.

¿Es peligrosa la dieta vegana?

Todos los nutrientes que el cuerpo necesita los podemos encontrar en una dieta vegana. Pero ésta ha de ser planeada y programada para evitar cualquier déficit alimentario. Esta dieta obedece a la compasión, es decir, a una fuerte emoción que surge tras observar que la industria agroalimentaria somete a los animales a un enorme sufrimiento que deseamos evitar.

¿Son mejores los productos ecológicos?

Desde el punto de vista de la salud, no hay ninguna base científica para asegurar que los productos ecológicos sean mejores que los convencionales. Generalmente se culpa a éstos últimos de falta de vitaminas y minerales, pero esto es debido a que se recogen verdes y recorren muchos kilómetros antes de llegar a nuestra mesa, lo mismo que podría pasar con los primeros. Con un pequeño consumo diario de agua de mar podríamos cubrir perfectamente nuestra necesidad de minerales.

Si no tenemos en cuenta el factor nutricional, pero atendemos a un sentimiento de amor por el prójimo y la naturaleza, sin duda sería mejor optar primero por los productos de proximidad que garantizan la biodiversidad y evitan la contaminación ambiental ocasionada por su transporte a cientos y miles de kilómetros de distancia, y en segundo lugar por los productos ecológicos para evitar las negativas consecuencias que los agentes químicos usados tienen sobre la tierra, las aguas freáticas y la salud de los propios agricultores que están en contacto con ellos.

¿Son sanos los alimentos transgénicos o modificados genéticamente?

Se les puede atribuir alguna ventaja como la de ser más resistentes a enfermedades o inclemencias meteorológicas, pero sus riesgos (ambientales, económicos y sobre la salud humana) son demasiado elevados para considerarlos seguros.
Decálogo de la salud

DECÁLOGO DE LA SALUD


“Cuando la ignorancia acaba, aparece nuestra Naturaleza Original”


(frase extraída del vídeo de youtube Zen Hermits Living in the Zhongnan Mountains China Documentary .The Cloaked Hermit)

EL DECÁLOGO DE LA SALUD

La salud es un estado del cuerpo que depende no sólo de un factor aislado, sino de un conjunto de cosas. Por eso, desde La Bacteria Feliz hemos desarrollado un método que hemos denominado MÉTODO NEMO, en recuerdo del Capitán Nemo, del libro Veinte mil leguas de viaje submarino de Julio Verne, ya que con él puedes entrar y bucear en tu océano interior (no en vano somos aproximadamente un setenta por ciento de agua), y capitanear todos los aspectos de tu vida que pueden afectar a tu salud.

El MÉTODO NEMO, acrónimo de las palabras NUTRICIÓN, EMOCIÓN, MOTIVACIÓN/MOVIMIENTO y OBSERVACIÓN, es pues un método para la mejora del terreno del ser humano. Pensado a modo de manual para el autocuidado, cada uno de los aspectos descritos pretende abordarlos desde la siguiente visión:

Nutrición:

Deberíamos recordar que hay que comer cuando tenemos hambre, adaptar nuestra alimentación a nuestras necesidades según nuestra forma de ser y sentir y practicar ayunos de vez en cuando. Asimismo, es importante también tener en cuenta que nos nutrimos de elementos líquidos y gaseosos como el oxígeno, por lo que es importante ver qué calidad de agua bebemos o aire respiramos.

Emoción:

Deberíamos observar qué emociones nos dominan más habitualmente y hacernos conscientes de ellas sin juzgarlas. Sólo observarlas, sentirlas y aceptarlas.

Motivación y movimiento:

Ambas palabras tienen el mismo origen etimológico; del vocablo latín motivus. Y es que ante todo, a pesar de que queramos salir de cualquier situación que nos esté impidiendo ser seres humanos completos, si no encontramos la motivación suficiente, no seremos capaces de hacer los cambios que necesitamos para mejorar nuestra situación. Y por supuesto, los cambios requieren de una acción en movimiento. Y es que tal y como reza un famoso aforismo chino, “bisagra que no se mueve, se oxida”. Para ello, debemos buscar alguna actividad que nos guste para poner a nuestro cuerpo en movimiento. Aunque sea sólo salir a la calle para pasear cada día un rato.

Observación:

Aunque estemos comiendo aquello que se supone que es lo correcto, tengamos nuestras emociones reguladas de una manera saludable y estemos lo suficiente motivados y en movimiento para hacer los cambios requeridos, si no hay una acción de observación externa e interna, difícilmente acabaremos de cambiar nuestro terreno para que la naturaleza sepa poner las cosas en el sitio que le corresponden para la recuperación de la salud de ese ser humano.

  1. Observación externa: es la observación de aquellos factores externos a nosotros como pueden ser los factores climáticos o los tóxicos que nos rodean (aquellos que ingresamos a través de lo que comemos, lo que respiramos o lo que nos ponemos en la piel y las mucosas) de una manera continuada que debemos vigilar. Asimismo, veremos nuestro entorno físico; cómo es mi casa, qué tengo en ella, ¿todo lo que hay en ella, realmente lo necesito? ¿por qué tengo lo que tengo? Y por otro lado, debemos ser muy honestos con nosotros mismos ya que buscaremos aquellas cosas que me molestan o disgustan de mi entorno: mi familia, mi trabajo, mis relaciones,…

  2. Observación interna: en este punto entra la observación de nuestros “tóxicos interiores” en forma de esa conversación que tenemos con nosotros mismos y esas sensaciones que nuestro cuerpo detecta (como la incomodidad de estar con alguien o en algún sitio) y que a menudo solemos pasar por alto. Este tipo de observación me debería ayudar a mirar dentro y saber qué es lo que quiere mi esencia y qué me lo impide hacerlo. Ahí entra la práctica de la meditación, la Coherencia Cardíaca, hacer un curso de mindfulness o cualquier cosa que nos ayude a conectar con nosotros mismos.

Nota:

Una aclaración sobre el dibujo de cabecera: este triángulo con la punta hacia abajo es una representación de cómo funcionamos; la nutrición, la motivación y el movimiento se unen en la punta inferior apoyándose mutuamente. Si uno falla, es importante intentar buscar en cierta medida que el otro esté bien fuerte. Pero ninguno de estos dos pilares estará fuerte y equilibrado si la línea que está por encima de ellos y uniéndolos como es la parte emocional está mal gestionada y ejerce demasiada presión sobre ellos.