Patatas horneadas

Siempre presentes en nuestra nevera. Vale la pena tenerlas siempre a mano con las que podremos hacer infinidad de combinaciones.

PATATAS Y BONIATOS FRÍOS

Se puede emplear otros tubérculos como la Yuca, el Ñame, el Tupinambo, etc. Todos ellos son fuente de almidón frío. En nuestro país, los más conocidos son la patata y el boniato, por eso son los que usaremos en esta ocasión. Estos tubérculos los podemos usar en múltiples recetas, de las que iremos publicando algunas ideas.
Patatas frías

¿Por qué es saludable?

Porque una vez enfriadas en la nevera, por debajo de los 5ºC, obtenemos almidón retrogradado tipo 3 (ver artículo).
Además, tenemos la posibilidad de recalentarlas siempre que no se superen los 120ºC

Ingredientes para mútiples raciones

  1. 2 Kg. de patatas
  2. 1 ó 2 boniatos
  3. opcional: si encontramos unas zanahorias gruesas, también las podemos añadir a este plato

Preparación previa

lavamos patatas
  1. Lavamos bien los tubérculos en agua en la fregadera.
  2. Entretanto precalentamos el horno a una temperatura de unos 180ºC

Preparación horno

patatas frías
  1. Ponemos los tubérculos en una fuente de horno.
  2. Los introducimos en el horno ya caliente a 180ºC por unos 50/60 minutos aproximadamente.
  3. Una vez transcurrido ese tiempo apagamos el horno y dejamos atemperar.
  4. Dejamos la bandeja en la nevera, hasta el día siguiente, cuando podemos empezar a consumirlos.

Preparación hervido

  1. Ponemos agua a hervir en un cazo.
  2. Introducimos los tubérculos en el agua hirviendo.
  3. Esperamos a que el agua vuelva a hervir, podemos bajar el fuego sin que se pierda la ebullición, y dejamos durante 10 minutos.
  4. Retiramos del fuego y dejamos atemperar.
  5. Dejamos los tubérculos en la nevera, hasta el día siguiente, cuando podemos empezar a consumirlos.

Tiempo invertido

Un par de minutos de dedicación. Sobretodo poner una alarma para que no se nos pase el tiempo de horno o hervido y se nos encojan los tubérculos.

Precio total

Por menos de 2 euros tenemos un fondo de nevera para múltiples platos.
Publicado en PREBIÓTICOS, receta.

2 Comentarios

  1. Siempre tienes la opción de tomar zanahorias, manzanas y calabazas ricas en pectinas, así como los frutos rojos que son ricos en polifenoles, sin olvidar los omega 3 presente en el pescado azúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *