¿CÓMO NOS AFECTA EL ENTORNO EN NUESTRA SALUD?

«Claude Bernard tenía razón: el agente no es nada. El terreno lo es todo»

Louis Pasteur  (1822-1895). Químico

Este cactus se encuentra justo debajo de una torre eléctrica cerca de la Torre del Baró de Barcelona.

De camino hacia ese lugar, hay más cactus. TODOS ellos están enfermos. Y TODOS ellos están bajo torres eléctricas.

Cuando caminéis por la montaña y veáis cactus, si están sanos, si miras al cielo, verás que no hay torres eléctricas.

TODAS LAS ENFERMEDADES se deben a alteraciones del entorno por tóxicos ambientales en forma de sustancias disueltas en el agua (ES MUY IMPORTANTE LA CALIDAD DE AGUA,TANTO LA QUE BEBEMOS COMO LA QUE SE USA PÀRA EL RIEGO DE AQUELLO QUE CONSUMIMOS) o en el aire que las grandes industrias sueltan al medio ambiente o por ondas eléctricas y electromagnéticas de baja y muy baja frecuencia.

La BUENA NOTÍCIA, es que si tu cuerpo está adecuadamente preparado, será difícil enfermar. Pero si nuestro cuerpo, debido a emociones mantenidas como el MIEDO, la RABIA o la DESCONFIANZA hacen que los sistemas de limpieza fallen (y no olvidemos que las emociones por si mismas también nos pueden hacer enfermar), entonces EL TERRENO se convierte en un CALDO DE CULTIVO PERFECTO para el desarrollo de cualquier enfermedad.

¡NUNCA UNA ENFERMEDAD FUE PROVOCADA POR UN SÓLO AGENTE PATÓGENO!

 

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¿PREOCUPAD@ POR NUEVAS «PANDEMIAS»?

Todas las pandemias que han asolado la humanidad han estado siempre relacionadas con la intoxicación del cuerpo humano y la falta de los recursos de este para deshacerse de esos tóxicos debido a un debilitado sistema inmunitario. Una de las más supuestamente mortíferas fue la de la viruela, y ahora nos amenazan con la «viruela del mono» (sobre la viruela, te recomiendo mi charla, Reflexionando sobre la viruela, con Josep Maria Subirà). 

pandemia

Ante la posibilidad de que vuelvan a intentar una nueva amenaza pandémica, os recomiendo que, para aquell@s que no lo hayan hecho, se lean la reciente versión revisada y actualizada de mi libro ¡NO FUI YO! Descubre por qué la «COVID19» no pudo ser responsable de la «pandemia» (Editado por Bubok Publishing S.L.).

(clica sobre la imagen, y ve a Echa un vistazo para empezar a leer el libro)

En el transcurso del libro, a modo de juicio a un supuesto virus acusado de un crimen que nunca cometió, Covitín, se explica cuál es el origen de los virus  y cuáles son sus auténticas funciones.

Por otro lado, se relatan cuáles fueron los auténticos motivos de su aparición acompañado de abundantes referencias científicas para que el lector pueda hacer su propia investigación.

Finalmente, se explican cuáles son todas aquellas cosas que podemos hacer para eliminar los tóxicos de nuestro cuerpo y cómo reforzar nuestro sistema inmunitario. Unas recomendaciones que valen y valdrán para cualquier otro momento en que se nos pueda amenazar con la aparición de una «nueva ola» de esta «nueva enfermedad» o ante la amenaza de una nueva «pandemia».

¡YA DISPONIBLE EN TODAS LAS LIBRERIAS DE ESPAÑA (a través de la distribuidora azeta), ARGENTINA, MÉXICO Y COLOMBIA (a través de la distribuidora Celesa)!

Disponible también por encargo en cualquiera de las librerías de La Casa del Libro

Si quieres adquirir esta nueva versión del libro por un precio de 2,99€ en su VERSIÓN PDF o VERSIÓN PAPEL por 10€ clica AQUÍ.

Y también AQUÍ.

Disponible también en AMAZÓN AQUÍ.

Comentarios sobre este libro hechos a la editorial


«Libro muy interesante, de fácil lectura y entretenido. Covitin es llevado a los tribunales donde se verán los dos puntos de vista de esta pandemia que estamos viviendo, de una manera muy divertida a la vez que didáctica.
Un buen manual de fisiología y de pensamiento que nos ayuda a entender nuestro cuerpo humano y como le afectan nuestras emociones.
Recomiendo apagar el televisor y adentrarse en el juicio de Covitin para ver otra visión de lo que está sucediendo a través del estudio y del sentido común.»

Nenufae


«Todo perfecto. Gràcies a l’escriptor per escriure amb tanta valentia i a tothom que ha fet possible que el llibre sigui publicat.»

 Anónimo


«Es un libro, que como te descuides te lo lees de una sentada, pero hay que irlo leyendo a poquitos, para darte cuenta de las cosas que estan pasando, te hace cuestionarte la situción. Es para leerlo varias veces.
Me ha encantado, animo a que se leean los dos libros publicados de Josep Maria, no te dejaran indiferentes.
¿Para cuando el próximo?.»

 LauraAlm


«De este pequeño, Gran libro se obtiene: Claridad, Tranquilidad, Esperanza, Información Científica (de la de verdad) Consejos para LA SALUD y Reflexión. Ah, y buen humor, importantísimo. Además, y gracias a su original forma de narrar los hechos, entretiene. Muy recomendable para todos aquellos que, por desgracia continúan aterrorizados bajo su insalubre mascarilla. Sí deciden apagar la T.V, abrir la mente y este libro, creo más que probable que vuelvan a transitar las calles como lo hacían antes; mostrando sin temor alguno, su rostro y su sonrisa al prójimo… ¡Que ya toca!»

 Orlandokenobi


«Me encantan los libros que te atrapan, y este es uno de ellos, no paras hasta llegar a la última página y es que de una forma muy amena el autor con un lenguaje sencillo y con un contenido riguroso a cerca de uno de los temas mas polémicos del momento, plantea interesantes reflexiones al lector, de lo importante de tener otra visión, de cuestionar los acontecimientos acaecidos, de revisar la bibliografía existente que no comparten los medios de comunicación y ante todo de tener sentido común para tomar nuestras propias decisiones con criterio y con conocimiento de causa. ¡Súper recomendado!»

 Maruzita


«Un libro muy fácil de leer, muy ameno, con el cual aprenderás cómo funciona un poco nuestro organismo y como está de contaminado este mundo. Dentro de la seriedad de esta pandemia, sabe poner su toque de humor. Lo recomiendo 100%.»

 Anónimo


«De forma amena y entretenida, el autor pone a disposición de los lectores todo aquello que deberíamos saber, y se está ocultando, sobre uno de los acontecimientos mas relevantes de nuestra historia. Además aporta ideas y consejos para vivir desde la salud y la felicidad, como claves de nuestro bienestar. !No os lo perdáis!»

 joaquinbordas


«Un libro muy ameno de leer. Mezcla el sentido del humor con el análisis riguroso de la «pandemia». Me lo he leído en 2 tardes. Os lo recomiendo. Pasareis un buen rato y tendréis conocimientos que no se cuentan en TV. No apto para mentes cerradas.»

 Marc83


(ver los originales clicando AQUÍ)

Para complementar tu información de como prevenir disfunciones orgánicas, también te recomiendo la lectura, si no lo has leído ya, de mi primer libro ¡HAZ FELICES A TUS BACTERIAS! Un relato para el bienestar y un larga vida, que puedes encontrar a través de las mismas vías que ¡NO FUI YO! (si lo quieres comprar vía AMAZON clica AQUÍ).

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ ENFERMAMOS?

¿Sabes por qué y para qué enfermamos?

Las enfermedades son desequilibrios entre mis emociones, mi entorno y mi energía vital.

¿Te interesa saber más?

En este vídeo…..

…¡TE LO CUENTO!

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

6 SEÑALES DE QUE TUS BACTERIAS ESTÁN INFELICES

¿Sabes cómo puedes saber si tus bacterias están trabajando en un buen «ambiente laboral»?

Aquí te dejo 6 señales que te indicarán si tus pequeñas amigas viven en un ambiente poco saludable para ellas, lo que podría provocarte ansiedad, depresión, sobrepeso, enfermedades autoinmunes, cambios de humor o alteraciones en la piel entre otras cosas.

Y AQUÍ os dejo el enlace en que se habla en el vídeo de como el estrés puede generar enfermedades autoinmunes debido a la alteración de la microbiota:

Adjunto aquí la entrevista que me hicieron sobre el hígado en la que hablo sobre los picores de la piel:

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¿SABES QUÉ 5 FRUTAS SON EL MEJOR PREBIÓTICO?

Un prebiótico es el nutriente que da de comer a nuestras amigas las bacterias. Entre otras funciones, los alimentos que son ricos en prebióticos tienen las siguientes propiedades:

  • Mejoran la actividad del sistema inmune
  • Fortalecen, nutren e hidratan el cabello
  • Mejoran el estado de salud de la piel
  • Previenen enfermedades digestivas e intestinales
  • Incrementan la absorción de calcio de los alimentos por parte del organismo
  • Equilibran la microbiota intestinal y todas sus funciones

Descubre con este vídeo cuáles son las 5 frutas que te lo pueden aportar…y muchas cosas más que seguro desconocías.

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¿QUIERES CONOCER LAS 9 FUNCIONES BÁSICAS DEL HÍGADO Y CÓMO INFLUYEN EN TU SALUD?

Fibromialgia, depresión, hepatitis, alergias, hígado graso, dolor de cabeza, hipertensión, picor de la piel… Detrás de estas disfunciones orgánicas suele haber una alteración relacionada con el adecuado funcionamiento del hígado. Ello suele deberse a la represión de emociones como la rabia, la ira o la frustración.

Si tienes interés en saber más no te puedes perder esta entrevista que me ha hecho Verónica Fernández Pascual para La Caja de Pandora y su canal Crecimiento con Conciencia.

En esta entrevista hablamos de las funciones básicas del hígado, con qué emociones y «enfermedades» se relaciona así cómo podemos cuidarlo y mimarlo para prevenir e incluso revertir estas dolencias.

¡Aquí debajo te dejo el enlace a YouTube!

 

Si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículos, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, o necesitas una consulta personalizada, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

 

ENTREVISTA RADIO 15/03/2022

Emociones, nutrición, salud, enfermedad, virus, bacterias, …de todo ello hablé en la entrevista que me hicieron el pasado martes 15 de marzo de 2022 en el programa CELEBRA LA VIDA de RADIO STAR de Terrassa (Barcelona).

Si te interesa, ve al minuto 14:37 para ir directamente a la entrevista.

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¡NO ESTÁS SOL@! ¡TIENES TODO UN MUNDO EN TU INTERIOR QUE DEPENDE DE TI!

Poco después de escribir mi primer libro en el año 2019, ¡HAZ FELICES A TUS BACTERIAS! Un relato para el bienestar y una larga vida recibí esta frase:

¡Y cuánta razón tiene!

En unos momentos como los que estamos viviendo, que obligan a las personas a mantener “distancias de seguridad” por miedo a un supuesto contagio, se hace más necesario que nunca conocer un poco más la inmensa cantidad de vida que albergamos en nuestro interior y lo importante que es que la mimemos para evitar caer enfermos, y si ya lo estamos, para mejorar de esas dolencias que nos puedan molestar.

Pero para empezar, hablemos un poco de esa vida que nos alberga en nuestro interior.

En un ser vivo hay todo un ecosistema que denominamos microbiota, una comunidad formada por virus, hongos, bacterias y parásitos, que conviven con nuestras células humanas (las denominadas células eucariotas, aquellas que poseen un núcleo en su interior). Una comunidad que vive en simbiosis, o sea, que se relacionan entre estas diferentes especies para un beneficio mutuo. Y cuando en su entorno se produce un desequilibrio, esta microbiota se altera y genera o puede generar todo tipo de problemas de salud.

Esta microbiota conforma lo que se denomina el microbioma, que son el conjunto de genes no humanos que están en nuestro interior. Para tener una referencia, genes propiamente humanos, los que tienen nuestras células eucariotas, tenemos entre 23 y 25 mil. Pero los provenientes de nuestro microbioma son unos 800 mil, que van intercambiando información continuamente unos con otros gracias a nuestros amigos los virus (que no son más que partículas cargadas de información sin vida propia y que se forman dentro de las células y las bacterias como respuesta al entorno en que estas viven).

Por otro lado, estas células humanas, las eucariotas, ya está demostrado que desarrollaron su núcleo gracias a un intercambio de material genético entre una bacteria y una archaea, un tipo de célula muy primitiva,  y eliminaron aquellos genes que ya no eran necesarios. O las mismas mitocondrias, unos orgánulos celulares indispensables para que la célula genere energía, se sabe que son bacterias que penetraron en estas células eucariotas para un beneficio mutuo: la célula le daba protección a la mitocondria y la mitocondria le daba energía a cambio. Por lo tanto, al final, debemos considerar nuestras células y nuestra microbiota como “primas hermanas” y que la naturaleza funciona por cooperación y no por competencia (algo de lo que deberíamos aprender los humanos, y más en estos momentos).

Así, ¿qué es lo que hace que haya una buena relación entre toda esta inmensa vida interior que nos habita? Pues fundamentalmente son tres los apartados a tener en cuenta:

  • Las emociones
  • Los pensamientos
  • Los intestinos

A pesar de que a menudo escuchemos que “somos lo que comemos”, eso no es exactamente así: realmente, SOMOS LO QUE SENTIMOS. Porque por muy bien que comamos, si los nutrientes ingeridos no son bien absorbidos por los intestinos, estos, los nutrientes, no podrán hacer su trabajo. Y los intestinos funcionan bien en relación a cómo sintamos y pensemos. Veamos cómo y por qué.

Las emociones

El primer órgano que se forma en un nuevo ser, gracias a la acción de cooperación del microbioma, es el corazón. Y de este corazón primigenio surgen después un tipo de células pluripotenciales migratorias, o sea, que se originan en el corazón, y por el torrente circulatorio llegan a diversas partes del organismo. Sus funciones son las de dar las órdenes para un adecuado desarrollo del sistema nervioso periférico (el que después se encargará de hacer que nos podamos mover o que seamos capaces de sentir unas caricias o el pinchazo de una aguja), células del sistema endocrino (las hormonas), los melanocitos (las células que nos protegen de los rayos ultravioletas del sol), el tejido conectivo (el más abundante del cuerpo), cartílagos (los tejidos de las articulaciones) y la formación de las venas y arterias del corazón[1]. Además, también son importantes en la actividad del nervio vago, un nervio fundamental en relación a la absorción de los nutrientes, ya que es el nervio que conecta el cerebro con los intestinos (en relación a la actividad de los nervios, hoy día se sabe que esta mejora cuando hay una microbiota abundante y diversa[2]). Un nervio vago que es básico  también para un adecuado funcionamiento del sistema inmune[3]. Y esa relación entre el corazón, los órganos y  los tejidos mencionados se mantiene durante toda la vida.

Otro aspecto a tener en cuenta en relación al corazón, es que actúa como órgano endocrino. Eso significa que secreta hormonas al torrente sanguíneo. En este caso la Hormona Natriurética Auricular. Esta hormona se encarga de controlar los niveles de sodio en sangre. Este oligoelemento, además de otras importantes funciones[4], sirve como “esponja” para las  moléculas de agua. Así, el corazón, a través de esta hormona, decide la cantidad de agua que debe haber dentro del cuerpo humano en cada momento. El agua contiene las sustancias nutritivas y se encarga del control de la temperatura corporal, aspecto este último de gran importancia para una adecuada regulación de los procesos metabólicos y el control de la temperatura corporal.

Y no menos importantes son las 40.000 neuronas que sabemos que se encuentran en el corazón y que tienen una actividad propia independiente del cerebro[5].

Por todas estas razones, todas aquellas emociones que nuestro primigenio corazón empieza a sentir desde el primer momento en que empieza a latir, generarán un patrón de respuestas que afectará a todo lo que acabamos de nombrar.

Los pensamientos

Una relación que hoy en día es ya una evidencia es la que existe entre lo que sentimos primero y lo que pensamos después. Nuestros pensamientos están moldeados por nuestras emociones. Y según las diferentes emociones que hemos ido sintiendo a lo largo de nuestra vida, las relacionamos con los pensamientos que tuvimos en ese momento.

Esa relación entre lo que siento y lo que pienso genera una respuesta orgánica que se puede medir a través de lo que se conoce como Coherencia Cardíaca. Esta coherencia, tal y como la define el Heartmath Institute, “es el estado en que el corazón, la mente y las emociones se encuentran en alineamiento energético y en cooperación”, que se consigue mediante ejercicios de respiración que pueden acompañarse de técnicas de visualización. En ese estado, las señales que corazón y mente envían a los órganos (y a nuestra microbiota), son las más adecuadas para hacer frente a cualquier situación que pudiera generar una disfunción de nuestro organismo.

Además, nuestros pensamientos afectan a nuestro sistema inmune, que no es un ejército dispuesto a destruir todo aquello que se le ponga por delante, como a menudo nos lo hacen ver,  sino que más bien, lo podemos definir como un conjunto de células especializadas que se encargan de discernir entre aquello que puede ser útil para nuestro crecimiento y desarrollo. Y si detecta que alguna célula no funciona adecuadamente para este cometido o encuentra algún agente externo que no lo reconoce como útil para nosotros, se encarga de eliminarlo. Pero eso sólo puede hacerlo adecuadamente si ese cuerpo está en armonía. En el momento que se pierde la Coherencia Cardíaca, el cuerpo podría, por un lado, crear células alteradas que entonces el sistema inmune reconocería como inadecuadas y que intentaría destruir (lo que se conoce como “enfermedades autoinmunes”) y por otro lado, el sistema inmune se vería también debilitado en su funcionamiento, con lo que tendríamos el “caldo de cultivo” perfecto para la aparición de múltiples enfermedades.

En relación a la forma de entrar en un estado de Coherencia Cardíaca, hay una forma de respiración, la 4-7-8: Inspirar 4 segundos, retener 7 y exhalar 8. Siempre que podamos, debemos intentar recordar respirar de esta manera, que es la que he visto que tiene mejores resultados cuando hago este test a mis pacientes (para pedir consulta, entra en mi web wwwlabacteriafeliz.com).

Los intestinos

En los intestinos es donde se encuentra concentrado en mayor número nuestra microbiota, que en este caso denominamos microbiota intestinal (lo que antes se denominaba “flora intestinal” pero que al ser algo que es móvil, no como los vegetales, es un término que ya no se utiliza).

Los intestinos se dividen en intestino delgado e intestino grueso. El primero tiene unos 7 metros y es donde se absorben los nutrientes una vez digeridos. Y el intestino grueso mide aproximadamente 1,5 metros y es donde quedan los restos de comida no absorbidos en el intestino delgado y que servirán de “manjar” para nuestras amigas las bacterias que allí se encuentran viviendo. Así que, dependiendo de lo que comamos, nuestras amigas trabajarán de una manera o de otra.

La mejor comida que les podemos dar es lo que denominamos los alimentos prebióticos. Un alimento prebiótico, por definición, es un alimento rico en fibras insolubles y no digeribles que sirven de nutriente a la microbiota intestinal, y que podemos dividir en 3 grandes grupos:

  • Alimentos ricos en fibra soluble
  • Alimentos ricos en polifenoles
  • Grasas saludables

Alimentos ricos en fibra soluble

Las microbiota intestinal fermenta la fibra alimentaria transformándola en AGCC (o Ácidos Grasos de Cadena Corta), como el butirato, el propionato y el acetato, por lo que sería recomendable proveernos especialmente de aquellas fibras que realmente son fermentables por nuestra microbiota.

Los alimentos con una mejor actividad prebiótica debido a su riqueza en un tipo de fibra denominado inulina son:  ajos, cebolla, puerros, espárragos, alcachofas, plátanos, diente de león, achicoria y agave (si no estamos acostumbrados a comer estos alimentos, debemos introducirlos poco a poco ya que podrían provocarnos flatulencias al principio).

Además, los alimentos ricos en almidón como las patatas, el boniato, las judías blancas, la tapioca  y el arroz, si se hierven primero y se dejan enfriar después, transforman su almidón químicamente en almidón resistente tipo 3 no digerible por las enzimas de nuestro sistema digestivo, convirtiéndolo en un exquisito ágape para nuestras amigas las bacterias.

Otro tipo de fibras son las pectinas, que se encuentran en las paredes celulares de las plantas y en las pieles de las frutas como el kiwi, las uvas, el pomelo, el plátano, la naranja, el limón, las cerezas, las manzanas y las peras que son la principal fuente de este tipo de fibras, así como la zanahoria y la calabaza.

Alimentos ricos en polifenoles

Los polifenoles son compuestos que fermentan gracias a la acción de las bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo, creando metabolitos que pueden ser beneficiosos, por ejemplo, por su actividad antioxidante o favoreciendo la biodiversidad bacteriana e inhibiendo bacterias patógenas.

Estos los podemos encontrar en:

  • Legumbres como lentejas, judías, guisantes y soja.
  • En cereales integrales y especialmente en el trigo sarraceno (este se considera un pseudocereal).
  • Cacao, yerba mate, té y vino tinto, aunque este último no lo aconsejo dado que por su contenido alcohólico que podría afectar negativamente a nuestra microbiota intestinal.
  • Tomate, cebolla, ajos, pimientos rojos, remolacha y berenjena.
  • Y, por último, muy recomendables especialmente los frutos rojos por su alto contenido en polifenoles: moras, arándanos, cerezas, fresas, frambuesas, grosellero rojo y negro, uva negra, saúco, ciruela roja.

Grasas saludables

Las grasas, históricamente, han tenido muy mala fama. Pero estas son de vital importancia para la salud, sobre todo si hablamos de grasas provenientes del pescado y las de origen vegetal.

En este sentido, y en referencia a la salud de nuestra microbiota, son especialmente importantes los ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9. Los dos primeras son un tipo de grasas que nuestro cuerpo no puede producir y debe conseguir a través de la dieta.

  • Ácidos grasos omega 3: ácido graso poliinsaturado muy valioso porque es un componente indispensable para formación de las membranas celulares. Tiene relevante importancia para nuestro cerebro, nuestro sistema inmunitario y sistema endocrino. Se encuentran especialmente en pescado y mariscos, principalmente pescados grasos de agua fría, como salmón, caballa, atún, arenques, jurel y sardinas. Aunque, dentro de éstos, recomendamos el pescado de pequeño tamaño por su menor contenido en contaminantes. También en frutos secos y semillas, destacando las semillas de linaza, de chia y nueces negras y en los aceites de plantas como la linaza, la soja y la colza.
  • Ácidos grasos omega 6: el omega 6 es otro ácido graso poliinsaturado. Entre los beneficios del omega 6se suelen mencionar el síndrome premenstrual, también mejora los casos de piel atópica, eczemas, osteoporosis y problemas circulatorios. Los podemos encontrar en los aceites de borraja, de onagra y otros aceites vegetales, pero necesitan ser ingeridos conjuntamente con los omega 3 para acumularse en las membranas celulares.
  • Ácidos grasos omega 9 (ácido oleico): Se trata de ácidos grasos monoinsaturados, En este caso no se trata de un aceite esencial porque el cuerpo sí es capaz de sintetizarlo. Es muy conocido porque ayuda en el mecanismo de eliminación de grasas, aumenta el colesterol bueno HDL y retrasa el proceso de envejecimiento entre otros beneficios.
    Lo encontramos en las aceitunas, aguacate, frutos secos y aceites de semillas, pero principalmente en nuestra dieta lo ligamos al aceite de oliva, siendo la fuente directa más rica de este ácido.

Cuando nuestra dieta es rica en prebióticos, los efectos demostrados son:

  • Estimulan e incrementan el sistema inmune
  • Normalizan nuestro tracto gastrointestinal, ayudando a prevenir diarreas y estreñimientos, incluso con la toma de antibióticos.
  • Parece ser que mejoran los síntomas de colon irritable.
  • El AGCC butirato tiene demostradas propiedades antiinflamatorias, útil en todo tipo de dolencias, en especial los procesos cancerígenos.
  • Reducen las infecciones
  • Favorecen la absorción de minerales esenciales.
  • Son esenciales para el cuidado de los huesos, dado que facilitan la absorción del calcio previniendo o mejorando la osteoporosis.
  • Ayuda a la pérdida de peso disminuyendo así problemas de obesidad por la sensación de saciedad que produce la fibra.
  • Protegen de padecer enfermedades cardiovasculares
  • Ayudan a la producción de vitaminas, sobre todo la vitamina K y vitaminas del grupo B.

Por otro lado, para ayudar a que las bacterias intestinales trabajen mejor, podemos darle a nuestro cuerpo lo que denominamos alimentos probióticos[6], o sea, aquellos alimentos ricos en bacterias beneficiosas para nuestro organismo que ayudarán a las que ya tenemos de manera natural. Los alimentos probióticos más habituales son el yogur, el chucrut, el kéfir de leche y de agua, el miso, el tempeh, el kimchi. Y hoy en día, cada vez más empresas están desarrollando productos ricos en bacterias beneficiosas específicas para determinadas dolencias.

Y como última recomendación, para la salud de nuestras pequeñas amigas las bacterias, es muy importante el movimiento en forma de ejercicio físico. Esto mejora la actividad del sistema inmune y modifica positivamente el microbioma[7].

Para finalizar, debo insistir en que, sobre todo, sobre todo, por mucho que ingiramos alimentos probióticos y prebióticos, si nuestros pensamientos y nuestras emociones no están equilibrados, todo esto servirá de bien poco o nada.


Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

[1] Sieber-Blum M. Cardiac neural crest stem cells. Anat Rec A Discov Mol Cell Evol Biol. 2004 Jan;276(1):34-42. doi: 10.1002/ar.a.10132. PMID: 14699632.

[2] Murillo-Rincon, A.P., Klimovich, A., Pemöller, E. et al. Spontaneous body contractions are modulated by the microbiome of Hydra . Sci Rep 7, 15937 (2017). https://doi.org/10.1038/s41598-017-16191-x

[3] Erica J, et al. Migration and diversification of the vagal neural crest. Development biology.  Volume 444, Supplement 1, 1 December 2018, Pages S98-S109

[4] En www.labacteriafeliz. Como, en el aprtado de VÍDEOS, VÍDEOS NUTRICIÓN, puedes ver las funciones del sodio, además del resto de electrolitos de nuestro cuerpo.

[5] Puedes encontrar más información y bibliograía relacionada en mi primer libro ¡HAZ FELICES A TUS BACTERIAS!.

[6] Probiótico: la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) lo define como “microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas confieren un beneficio para la salud del huésped”.

[7] Jack C. Yu, Vanessa L. Hale 2, Hesam Khodadadi Babak Baban Whole Body Vibration-Induced Omental Macrophage Polarization and Fecal Microbiome Modification in a Murine Model Int. J. Mol. Sci. 2019, 20(13), 3125; https://doi.org/10.3390/ijms20133125

 

 

RELATOS DE UNA BACTERIA FELIZ: PRESENTACIÓN

Hace unos 4.500 millones de años se formó el planeta Tierra, y las primeras formas de vida fueron las bacterias, que se calcula que aparecieron hace unos 3.800 millones de años. Por eso, y como te podrás imaginar, ellas tienen amplia experiencia en eso de manejarse en este planeta, siendo capaces de adaptarse a cualquier entorno o situación. 

Y fue que a través de esos diferentes procesos de adaptación, las bacterias empezaron a colaborar para hacer frente a las diferentes dificultades que las complicadas condiciones de vida les presentaban en ese primigenio planeta. Y fruto de esa intensa colaboración, a través de un proceso conocido como endosimbiosis empezaron a aparecer las primeras formas complejas de vida empezando por las amebas, más tarde las algas, diferentes animales, plantas, y mucho, mucho más tarde, los seres humanos.

Visto de una manera muy gráfica, si consideramos que la historia del planeta Tierra tuviera 24 horas, las bacterias habrían aparecido a las 19:45 horas y el ser humano, tal y como lo conocemos, en el último segundo. Por lo que, evidentemente, se puede asegurar que somos hijos de nuestras amigas las bacterias. Incluso las células propias del cuerpo humano, las células eucariotas, son consideradas primas hermanas de las bacterias por ser unas células evolucionadas mediante el proceso de endosimbiosis antes mencionado.

El ser humano aparece en el último segundo

Hoy en día se ha calculado que el número de células eucariotas en un cuerpo humano es de unos 30 billones, y el de bacterias en unos 39 billones. Por lo tanto, como te puedes imaginar,  tal y como mimes a tus bacterias, ellas te mimarán a ti.

Así que, a fin de darte a conocer la importancia de cuidar de estos diminutos maravillosos seres, te animo a que acompañes a Felicity y Bacilón en el maravilloso viaje por el cuerpo humano que están a punto de iniciar para que sepas qué hacen por nosotros y como podemos hacer para que hagan su trabajo sin dificultades y tu puedas disfrutar de buena salud por muchos años.

Felicity es una estilizada y vital bacteria, de finas y lacias fimbrias. Está casi siempre de buen humor, por que sabe lo que necesita para ser feliz. Es una aventurera nata y le encanta viajar por ese maravilloso cuerpo humano que habita. Aunque es una bacteria joven, tiene una gran sabiduría, gracias al cuerpo en el que vive, de una persona consciente de si misma que cubre a Felicity de todas sus necesidades.

De forma redondeada, Bacilón es un tipo más bravucón de bacteria. Parece no estar nunca satisfecho con nada y siempre se queja de todo. Se le ve un tipo duro y resistente.

Felicity y Bacilón se conocieron cuando la primera se encontraba alojada en una zona cercana al pulmón, y de repente apareció Bacilón.

– ¿Qué te pasa chico? Te veo un poco perdido -le dijo con voz dulce y sosegada Felicity al recién llegado. 

-¡Nada! -contestó secamente el aludido.

-¡Vaya! ¿No tenemos un buen día hoy, eh?

-¡Es que no sé que hago aquí! ¡Ni de donde vengo! 

Nuestra dulce amiga decidió intentar echarle una mano. Al fin y al cabo, todas las bacterias, el primer día que aparecieron, se sintieron así, y todos necesitamos a menudo que alguien nos eche una mano.

-Yo soy Felicity, y tu, ¿tienes nombre? 

-Bacilón. O al menos eso es lo que he visto que pone en un lugar de mi membrana celular.

-Pues nada Bacilón, ¡BIENVENIDO AL MARAVILLOSO MUNDO DE LO MATERIAL!

-¿»Mundo de lo material»? ¿A qué te refieres? -el recién llegado no salía de su asombro.

En ese momento, su nueva compañera soltó una sonora carcajada.

-Es que hasta ahora eras sólo algo potencial en forma de simbionte, y es posible que nuestro Planeta Ser Humano se haya enojado. Además, ha hecho frío, él estaba poco abrigado y has aparecido tu para responder a sus necesidades biológicas con una misión específica que cumplir.

-¿De que misión me hablas?

-Bueno, eso es algo que tienes que descubrir por ti mismo observando qué es lo que tu esencia te pide que hagas.

-¿Y cómo se hace eso? -preguntó un aún sorprendido Bacilón.

-Bueno, si me dejas, me gustaría hacerte un recorrido por este maravilloso Planeta Ser Humano que habitamos y mostrarte quienes somos, qué hacemos, cómo nos transformamos y qué necesitamos para ser felices y darle una larga vida y bienestar a la persona que pertenecemos. ¿Te apuntas?

Tras escuchar atentamente las palabras de su recién conocida amiga, Bacilón se quedó en forma latente unos segundos, tras los que pensó que podía ser interesante.

-Bueno, vale,…pero con la calma ¿eh?

-¡Hecho! -contestó una entusiasmada Felicity.

Y así fue como Felicity y Bacilón empezaron esa andadura que les habría de llevar a conocer en profundidad las más interesantes y curiosas circunstancias que pueden afectar a un ser vivo y qué papel desempeñan ellos y los de su especie en todo este ecosistema que denominamos concretamente cuerpo humano

En el próximo relato Felicity y Bacilón nos hablarán del sistema endocrino y las hormonas, con lo que aprenderás a prevenir y mejorar «enfermedades» como la diabetes o el hipotiroidismo por ejemplo. ¿Nos acompañas?

Si te interesa, y te quieres asegurar de recibir los próximos relatos que iré publicando, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.

¡SALUD!

MARCHA NÓRDICA Y BACTERIAS FELICES

El ejercicio físico es muy importante para mimar y hacer felices a tus bacterias.

Hoy quiero compartir con todos vosotros un ejercicio que me gusta mucho: la Marcha Nórdica.

¿Qué es la Marcha Nórdica?

La Marcha Nórdica (MN) o Nordic Walking, es un ejercicio que proviene de Finlandia. Parece ser que apareció en los años treinta del siglo XX. Los esquiadores de fondo, en verano querían continuar entrenando y empezaron a caminar utilizando dos bastones simulando la técnica del esquí de fondo. Y con el tiempo, se fue depurando la técnica para aprovechar al máximo sus ventajas terapéuticas.

La MN, en contra de lo que muchas personas creen, no consiste sólo en caminar con bastones de montaña. Para poder disfrutar de todas sus ventajas, hay que utilizar unos bastones con unas características determinadas y utilizarlos moviendo el cuerpo de una manera concreta . Lo mejor es formarse en la técnica para conocer los pormenores de la misma y disfrutar de todas sus ventajas.

¿Cómo me puede ayudar en mi bienestar?

Tiene multitud de propiedades. Veamos algunas:

  • Mejora la frecuencia cardíaca en reposo (la cantidad de pulsaciones por minuto). Esta debería estar entre 60 y 100 latidos por minuto. Y en los casos en que estas pulsaciones están fuera de ese rango en reposo pueden verse reguladas con la práctica de la MN.
  • Regula los niveles de presión arterial: esta, idealmente, no debería superar la suma de 100 + edad. Por ejemplo, si tienes 50 años, lo ideal sería que no tuvieras de forma mantenida una presión arterial por encima de 150 mmHg.
  • Mejora la capacidad respiratoria durante el ejercicio: personas con enfermedades que afecten a sus pulmones, sería ideal, ya que, con un esfuerzo poco mayor al de caminar, podría ayudarlos enormemente.
  • Mejora el uso de oxígeno: cuanto más se practica, el cuerpo es capaz de optimizar el uso de oxígeno que consume, con lo que, con menor ingreso de oxígeno en el cuerpo, hay una mejor utilización del mismo.
  • Mejora la calidad de vida en muchas enfermedades: por ello, se puede recomendar como tratamiento preventivo de enfermedades o directamente como tratamiento para la mejora de enfermedades relacionadas con el corazón, los pulmones o el metabolismo (ver estudio).
  • Mantiene tu microbiota saludable: al ser un ejercicio aeróbico, junto a una dieta saludable, ayuda a mantener una microbiota sana y equilibrada evitando la disbiosis intestinal o desequilibrio entre las diferentes familias de bacterias (ver estudio).

Añadir que el uso de dos bastones lo hace un ejercicio muy seguro en cualquier etapa de la vida. Entre otras cosas, previene la posibilidad de sufrir un esguince lateral de tobillo (LAS), algo que, a la larga parece que podría provocar una menor diversidad bacteriana según se ha publicado recientemente (ver artículo).

¿Es muy complicada la técnica?

¡En absoluto! En un par de horas ya puedes aprenderla y ponerte a practicar.

Vídeo que me grabó la empresa Bendhora, especialistas en la enseñanza de esta técnica en Barcelona, realizando una demostración de la técnica de Marcha Nórdica.

¿Te animas a probarlo?

Recuerda que si no te quieres perder ninguno de los diferentes eventos, artículo, charlas o cursos que pueda ir haciendo y publicando en este blog, no olvides darle clic AQUÍ.

Y si te viste obligado u obligada a inocularte y temes a los posibles efectos secundarios que esta nueva medicación pueda provocarte, ponte en contacto con nosotros clicando AQUÍ.